Ventajas de Brown y La Picada en la Liga Posadeña

En Villa Urquiza, Jorge Gibson Brown venció a Sporting por la mínima diferencia, en el partido de ida correspondiente a los cuartos de finales del Torneo Apertura 2017 en la División “A” de la Liga Posadeña de Fútbol. En el otro duelo de la tarde, La Picada superó a Atlético Posadas.

El partido comenzó siendo parejo, pero poco a poco logró el local ir imponiéndose de a poco con el dominio del balón y la creación consecutivas de acciones ofensivas.

Brown, con su 4-4-2 habitual, intentó ser más vertical en la ofensiva, terminando casi siempre con la apertura del balón por derecha, donde Ramírez o Doval terminaban las acciones con centros al área de Cuenca. Poco aprovechada fue la banda izquierda, donde tuvieron poca participación Delpiano y Pérez Alcántara, que terminaban cerrándose al medio, aportando presencia en los metros finales junto al “Choco” Rodríguez.

Sporting estaba bien parado en el fondo, con cuatro hombres bien plantados, un doble cinco bien constituido en la dupla Millán/Paredes, dejando libre de posición a Núñez, con Cabrera y López en el ataque como referentes. Cuando había que defender, el equipo se tiraba muy atrás, pero el esquema cambiaba cuando tenían el balón en su poder.

Brown llegó en reiteradas ocasiones al área de Cuenca, y estuvo cerca de abrir el marcador antes del cuarto de hora de juego, pero no fue contundente. Sporting contestaba de contra, pero sin ser preciso en los metros finales.

A los 16 minutos, un centro desde la banda derecha fue desviado en el primer palo por “Bicho” Runque, y en el segundo palo apareció Juan Pablo Rodríguez para empujar de cabeza el balón al fondo de la red. Era la apertura del marcadro, y en favor del local.

Con la ventaja en el bolsillo, el verdirrojo comenzó a demostrar superioridad en la tenencia del balón, generando mucho peligro para el arco de Cuenca. Pero los dirigidos por Runque (padre) no eran eficaces en los metros finales de la cancha.

Sporting poco generó para encontrarse con la paridad. Pero en las pocas situaciones llegó con mucho peligro al arco de Molina, que intervino exigidamente para impedirles el gol a Núñez (sacó el cabezazo al córner) y a Paredes (cuyo remate fue repelido).

En el segundo tiempo el encuentro fue más abierto, ambos tuvieron sus chances de gol, pero los arqueros y las defensas estuvieron muy atentos para impedir el gol del rival.

La revancha se jugará el próximo domingo en Santo Pipó. Ganando o empatando, los de Villa Urquiza pasarán a semis. Sporting necesita ganar por dos o más goles para ser semifinalistas. Si el rayado pipoceño gana por un gol de diferencia, habrá definición desde el punto de los penales.

En el otro juego de la jornada, disputado en Villa Cabello, La Picada derrotó a Atlético Posadas por 2-1. Fernando Sánchez y Ezequiel Monzón Cabral marcaron para el tren del oeste; mientras que Gustavo Semino descontó para el decano.

Fuente: MetaGoles.