Un “chaleco amarillo” perdió una mano durante las protestas en París

La decimotercera marcha de los chalecos amarillos comenzó dividida y con disturbios en la manifestación principal en París, en la que un joven perdió una mano al estallarle una granada de gas lacrimógeno arrojada por los policías antidisturbios.

El diario francés Le Monde informó que el manifestante perdió una mano y que fue evacuado del lugar por los bomberos.

En tanto, la cadena BFM TV, que cita a fuentes policiales, informó que el hombre agarró una granada lacrimógena lanzada por los antidisturbios con la intención de reenviarla contra los agentes, pero el artefacto le estalló en la mano y se la arrancó.

Los enfrentamientos tuvieron lugar en la puerta de la Asamblea Nacional, sede del Parlamento francés.

Fuente: Télam.