Twitter anuncia que ya no aceptará publicidad política

La red social más politizada del mundo anunció a través de su CEO Jack Dorsey que dejará de recibir dinero de la política.

Jack Dorsey, CEO y cofundador de Twitter, puso al internet de cabeza la tarde del miércoles cuando anunció que la veterana red social dejará de difundir publicidad de corte político.

“Hemos tomado la decisión de detener toda la publicidad política en Twitter [a nivel] global. Creemos que el alcance de los mensajes políticos se debe de ganar, no comprar”, dijo @jack en un largo hilo de tuits.

“Un mensaje político gana alcance cuando la gente decide seguir una cuenta o retuitear. Pagar por alcance remueve esa decisión, fuerza a la alta optimización de mensajes políticos dirigidos a la gente”, continuó el ejecutivo. “Creemos que esta decisión no debe ser afectada por el dinero”.

Minutos más tarde, el director de campaña de Donald Trump, Brad Parscale, publicó un comunicado en la misma red social en el que calificó la decisión de Dorsey como “otro intento de la izquierda para silenciar a Trump y a los conservadores”. Agregó que no le sorprendería que levantaran la prohibición después de la elección de 2020.

“Twitter acaba de dejar cientos de millones de dólares de potenciales ganancias, una decisión muy tonta para sus inversionistas”, dijo Parscale en el comunicado.

“¿También detendrá Twitter los anuncios de medios liberales parciales que ahora estarán sin checkeos mientras compran contenido político para atacar a los republicanos?”, cuestionó el estratega, que además agregó que Trump tiene el “más sofisticado programa online que se ha conocido”.

Minutos más tarde, el director de campaña de Donald Trump, Brad Parscale, publicó un comunicado en la misma red social en el que calificó la decisión de Dorsey como “otro intento de la izquierda para silenciar a Trump y a los conservadores”. Agregó que no le sorprendería que levantaran la prohibición después de la elección de 2020.

“Twitter acaba de dejar cientos de millones de dólares de potenciales ganancias, una decisión muy tonta para sus inversionistas”, dijo Parscale en el comunicado.

“¿También detendrá Twitter los anuncios de medios liberales parciales que ahora estarán sin checkeos mientras compran contenido político para atacar a los republicanos?”, cuestionó el estratega, que además agregó que Trump tiene el “más sofisticado programa online que se ha conocido”.

“Anuncios políticos en internet presentan nuevos desafíos al discurso civil: optimización del mensaje a través de la inteligencia artificial y el micro-targeting, información manipuladora sin control, y deep fakes. Todo a una velocidad incremental, sofisticación, y a una escala perturbadora”.

El 20 de enero de 2017 Twitter se convirtió en el medio de comunicación predilecto del nuevo presidente de los EU, el hombre más poderoso del mundo. La llegada de Donald Trump a la campaña presidencial republicana en 2015 puso por primera vez en años a la veterana red social al centro del discurso político. Y ahí se quedó. Y aunque ni siquiera aparece en el top 10 de las redes sociales más populares del mundo, no se puede entender la era Trump y la política moderna sin Twitter.

Fuente: LPO