Solicitan suspención de desalojo de familias de la Chacra 239

En la chacra 239, ubicada en Monseñor de Andrea y Calle 104, de Posadas, viven alrededor de 13 familias que son hostigadas reiteradamente con amenazas de desalojo, aún cuando fueron relevadas por el Renabap y están protegidas por la Ley Nacional de Regularización Dominial para la Integración Urbana.

El último intento fue el 12 de junio pasado, cuando el juez de Instrucción 2, Fernando Verón omitió la Ley Nacional que resguarda a las familias. “El desalojo es ilegal, pediremos la suspensión y una mesa de diálogo”, señaló la ministra de Derechos Humanos de la provincia, Lila “Tiki” Marchesini, quien acudió al lugar, y logró una prórroga.

Pero este sábado nuevamente irrumpieron en la chacra, funcionarios policiales por orden del juez Verón, para notificar a las familias con niños, niñas, mujeres embrazadas y ancianos, que tienen una prórroga de diez días hábiles para desalojar el predio.

Al llegar, el personal policial se encontró con abogadas del Ministerio de DDHH, entre ellas la doctora Gabriela Ramírez; personal de la Defensoría del Pueblo de Posadas, y cientos de militantes del Partido Agrario y Social, del Movimiento Evita, Barrios de Pie y Techo, acompañando a los vecinos que están desesperados por su destino incierto, aún cuando están amparados por la Ley Nacional de Regularización Dominial para la Integración Urbana.

Se realizó la notificación y se labró un acta de procedimiento en disconformidad con la medida. Las asesoras legales de DDHH, reiteraron la ilegalidad de un posible desalojo.

Fuente: Prensa PAyS.