Shell aumenta 2,3% el gasoil e YPF lo seguirá en breve

A partir de hoy, los precios de los productos diésel de Shell tendrán un aumento de 2,3% en los surtidores y en los próximos días se sumarían aumentos similares por parte de YPF. El anuncio ocurrió ayer tras el aumento de 17% decretado por la Secretaría de Energía en el costo de biodiésel, el biocombustible que se usa como corte para el gasoil. Los aumentos se suman a los del 1° de septiembre, que fueron de 12% (tanto en diésel como en naftas) y que habían sido causados por la disparada del dólar.

Los biocombustibles son uno de los componentes que presionan sobre los costos de las naftas y el gasoil. En el caso de las naftas, el insumo utilizado es el etanol y en el caso del diésel es el biodiésel. El aumento decretado ayer por Energía se aplicó solamente sobre el biodiésel y por eso el traslado a los precios del consumidor ocurrirán sólo en el gasoil. En el año el biodiésel lleva acumulado un aumento en torno al 70%.

Como ocurrió el 1° de septiembre, tras el salto cambiario de la semana previa, Shell se adelantó y tomó la decisión en forma inmediata: hoy mismo el V-Power Diésel tendrá un precio de $37,50 y el Fórmula Diésel uno de $31,23. Se trata de sendas subas de 2,3%. En YPF ya están evaluando el traspaso a precios y no hay demasiadas dudas de que ocurrirá en los próximos días. Ante la consulta de BAE Negocios afirmaron que “todavía no está definido”.

La Secretaría de Energía, que ahora forma parte del Ministerio de Hacienda, estableció ayer un nuevo precio de adquisición del biodiésel, combustible cuyo principal insumo es el aceite de soja, que quedó fijado en $26.509 por tonelada, es decir un aumento de 17% en el insumo que forma parte del 10% del costo total del gasoil.

El decreto justificó el nuevo precio y señaló: “Las recientes alteraciones cambiarias, sumadas al impacto que tuvieron para los precios del aceite de soja -principal insumo para la elaboración de biodiésel- los cambios introducidos por el Decreto N° 798 del 3 de septiembre de 2018 en los derechos de exportación del citado insumo, exigen la implementación de mecanismos transitorios tendientes a limitar el impacto de las modificaciones ocurridas en las variables macroeconómicas”.

Fuente: diario BAE Negocios