Segundo, pero en suspenso

El piloto de San Vicente se subió al podio en la primera fecha del TC4000 Misionero, aunque la clasificación se encuentra en suspenso debido a ciertos tecnicismos.

Fue protagonista en Oberá, con un segundo lugar en la primera final y un sexto puesto en la segunda, por lo que, de confirmase la clasificación sumaría buenos puntos.

Desde el quinto cajón de la grilla partía Diego Torcasso con la Dodge, hizo una buena largada y logro mantenerse en el pelotón, luego hubo un par de roces con Benítez y pudo capitalizar lugares en el clasificador. Quedando segundo en una competencia final a 15 giros que tuvo todos los condimentos. Santiago Viana mostro la increíble máquina que tiene llegando a la primera colocación desde el fondo del pelotón y quedándose con la victoria, escoltado por Torcasso y Cristian Grygorszyn. Carlos Mantilla y Julio Benítez completaron los cinco primeros.

A la hora de la segunda competencia, Torcasso, mantuvo su posición de partida y rápidamente logró ubicarse tercero detrás de Carlos Cabral, con quien venia peleando por avanzar. En la horquilla detrás de boxes, “Torka” se pasa en la frenada, lo toca a Cabral quien hace un semitrompo y quedo muy retrasado en el clasificador. Diego continuo en carrera, pero comenzó a tener problemas en el chasis y la Dodge perdió rendimiento. Finalmente llegó quinto, pero lo recargaron como consecuencia del toque y quedó sexto. El triunfo nuevamente se lo llevo Viana, segundo Cristian Grygorszyn y tercero Alfredo Wiebel. Carlos Cabral y Carlos Mantilla cerraron el top five.

El TC4000 Misionero quedo en oficializar la final durante la semana, porque según informaron las autoridades de la prueba: “la clasificación no es oficial por diferencias en el reglamento técnico presentado por la AMPPAC. Durante la semana, la AMPPAC tendrá que realizar una correspondiente corrección en el TC4000 Misionero”.

La próxima será sobre tierra, en el Autódromo Enrique Seeber de Eldorado, el 11 y 12 de mayo.

Fuente: Prensa Torka Racing Team.