Segunda jornada de Baile de mi Tierra

El programa social del Instituto Provincial de Lotería y Casinos Sociedad del Estado (IPLyC SE) que recorre las distintas localidades de la provincia, transformó a la plaza 9 de Julio, de Posadas, en una gran peña folclórica durante la segunda jornada en la que formó parte las actividades del evento comercial denominado Black Friday.

La apertura estuvo a cargo del Ballet Folclórico de la Escuela Municipal de Danzas que presentó una estampa litoraleña denominada “Fiesta en el obraje”, con la intervención de los profesores Oscar Barreto y Miguel Álvarez, y la dirección general de Amelia del Valle “Teté” Lacroix.
Luego subió Sonido ancestral, compartiendo temas del folclore joven e invitando al zapateo y al revoleo de pañuelos, que en estas dos jornadas fue una constante entre los jóvenes que se congregaron en el centro del principal paseo posadeño. “Esta noche nos vamos a llenar de chacareras y zambas”, anunciaron al subir al escenario, y cumplieron el mandato al pie de la letra.
El Ballet Folclórico Oficial del SiPTeD también fue de la partida. Con más de diez años de trayectoria presentaron un cuadro de estampa norteña y litoraleña, bajo la coordinación de la profesora Rocío Cerdán.
Y enseguida llegó la magia de Los Núñez, con más de 25 años recorriendo los escenarios del país y ganadores de los Premios Gardel 2018 como Mejor Álbum de Chamamé”. Juan y Marcos agradecieron la invitación y la oportunidad de poder compartir “nuestra música” y de mostraron “felices de estar en esta apuesta de Baile de mi tierra”.
Con la humildad con que se brindan en Buenos Aires o en el extranjero, lo hicieron con su público misionero, que quien recibió ovaciones en todo momento. Acompañados por momentos por la voz de José Daniel, de La Cruz, Corrientes, manifestaron que estos espectáculos “son muy importantes para la cultura y poder seguir difundiendo lo que nosotros vivimos. Esta apertura hacia los músicos misioneros es para celebrar. Somos de Campo Viera pero Posadas es nuestra segunda casa”. Sobre el premio nacional dijeron que “es un mimo, un momento muy lindo y confirma que valió la pena transitar todos estos años”.
Hacia el final, fue el turno de La Callejera, la banda cordobesa que fue muy bien recibida por los espectadores que permanecieron estoicos a pesar que el frío no daba tregua. Distinguidos con los premios Revelación en el Festival de Jesús María y consagración en Cosquín, pisaron por primera vez la tierra colorada y quedaron fascinados.
Fuente: Prensa IPLyC.