Se implementa el programa “Agua Segura para todos los misioneros”

    La iniciativa es llevada adelante por el EPRAC y surgió tras los resultados de un estudio que indica que “la calidad del agua en perforaciones que existen en Misiones, en el 56% de los pozos, no se ajusta a los requerimientos del Código Alimentario Nacional”.

    El análisis bacteriológico de las muestras tomadas por el equipo técnico del EPRAC fue realizado por bioquímicos del Ministerio de Salud Pública. En consecuencia, el Ente Provincial Regulador de Agua y Cloacas (EPRAC) implementó el programa “Agua Segura para todos los misioneros” con la finalidad de controlar y garantizar que el líquido sea apto para el consumo humano.

    En este contexto, esta semana el presidente del directorio EPRAC, José Guccione, se reunió con el intendente de San Martín, Daniel Schwartz, con la intención de delinear acciones que garanticen la calidad del agua que consumen las familias de esa localidad de la provincia. El municipio recibe el servicio de la Cooperativa Eléctrica de Obera (CELO) y distribuye agua de cinco perforaciones ubicadas en proximidades del radio urbano, por medio de una cisterna. También administra cerca de diez perforaciones en la zona rural de San Martín.

    “El Ente Regulador se interiorizó en la problemática vinculada con la calidad del agua potable en San Martín y con el apoyo del Gobernador, Hugo Passalacqua, tomamos la decisión de clorar el líquido para que los misioneros tengan agua segura y de calidad”, destacó Guccione.  “Como las perforaciones están alejadas unas de otras y cada una puede proveer del líquido a 5 ó 6 personas a través de mangueras, por eso en el transcurso de esta semana y la próxima con dos personas colocarán los cloradores, hacer la instalación eléctrica, poner el tanque por el cloro, luego formar al recurso humano para que San Martín sea el primer municipio con agua segura”, detalló.

    Esta apuesta es ambiciosa considerando la cantidad de municipios que tiene la provincia, “caminar es el primer paso porque nosotros somos una estructura chica pero necesitamos darle una impronta a partir del apoyo del gobernador para que podamos asegurar agua de calidad para todos los misioneros y tener una relación más directa con lo que es Salud Pública, los centros de atención primaria porque muchos de estos están cerca de algunas perforaciones donde la gente concurre con problemas de diarreas o lesiones de piel producidos por el agua contaminada”, explicó. “Será mucho más eficiente comprar y proveer de cloro en determinados lugares, el sanitarismo es muy amplio y el agua es uno de los temas que está vinculado con preservar la salud de la población”, concluyó el presidente del EPRAC.