Ricardo Alfonsín, sobre el espionaje ilegal: “Me resulta muy difícil entender el silencio de la UCR”

El designado embajador argentino en España, Ricardo Alfonsín, cuestionó al radicalismo por su postura ante el caso Vicentin y el presunto espionaje ilegal durante el gobierno de Cambiemos. “Están más preocupados por los resultados electorales, que por las ideas o por los proyectos”, fustigó.

El designado embajador argentino en España, Ricardo Alfonsín, brindó una entrevista a la agencia Noticias Argentinas en la que habló de los temas más candentes de la actualidad argentina: cuarentena, Vicentin y espionaje ilegal, entre otros.

Consultado acerca de si la cuarentena debe continuar de este modo, el radical aseguró que “no soy un experto en infectologia, de manera que no puedo opinar sobre las consecuencias sobre las decisiones sanitarias. Sí, confío en las decisiones que toma el gobierno porque no son decisiones que toman personas que no conocen sobre el tema. El gobierno desde el principio ha consultado a los principales infectologos del ámbito público y privado, y los principales del mundo, a los cuales debemos agradecerles de haber colaborado”.

En este sentido, dijo que “a juzgar por los hechos” las decisiones tomadas por el Gobierno han sido correctas. “Los países que han hecho una cuarentena muy débil, hoy tienen problemas sanitarios gravísimos y encabezan el ranking de contagios y muertes. Y los problemas económicos son aún más severos. Desde el punto de vista ético la acción es correcta. Es difícil, desde el punto de vista ético, encontrar argumentos que puedan justificar la postergación de los problemas de la salud y la vida por razones económicas. Desde el punto de vista sanitario la verdad que la decisión ha sido correcta”.

# Vicentin

“La opinión que tengo como radical, la respuesta es previsible. La visión del Gobierno es la correcta, no solo legalmente sino política y económicamente. Más allá de que dijo que está dispuesto a escuchar todas las ideas que puedan representar una solución mejor para resolver este problema. Creo que este debe ser el único país del mundo en el que una empresa que ha dejado colgado al estado en 500 millones de dólares. Que ha dejado colgado a productores y proveedores en cerca de 400 millones de dólares organiza actos en solidaridad con la empresa, y victimiza a la empresa. Acá las únicas víctimas son los productores, las cooperativas y somos los argentinos que vemos como el estado ha sido burlado en sus créditos y hoy tiene dificultades para cobrar cerca de 500 millones de dólares”.

“No puedo creer la posición que tiene el partido (sobre el caso Vicentin), porque de Radical no tiene nada”, fustigó.

# Espionaje ilegal durante el macrismo

“Es muy grave. La justicia debe actuar lo más rápido posible respetando todas las garantías procesales para que se pueda determinar si se trataba de una célula loca o si había responsabilidades mayores. Y en todo caso determinar las acciones que correspondan en el código penal”, afirmó.

Y agregó: “respecto del silencio de mi partido, también me resulta muy difícil de entenderlo. Si hubiese sido presidente del partido, lo menos que hubiera hecho es manifestarme para pedirle a la justicia que llegue hasta las últimas consecuencias, que investigue a fondo y que determine las responsabilidades que puedan existir en este caso y que sancione como corresponde, porque nosotros hemos sido parte del frente que lo llevó al PRO al Gobierno, de manera que el partido debería estar especialmente preocupado para que se aclaren las cosas. Lo mismo haría si fuera presidente del Pro, en lugar de andar tratando de relativizar, de negar hechos que se están produciendo en el ámbito judicial”.

Consultado acerca de por qué cree que el radicalismo tiene estas posturas sobre Vicentin y sobre la causa por espionaje ilegal, Alfonsín afirmó que “creo que por razones nada más que electorales. El partido lamentablemente, los dirigentes que coyunturalmente, circunstancialmente están ocupando los principales ámbitos de decisión o los ámbitos más visibles, y que son más promovidos, están más preocupados por los resultados electorales, que por las ideas o por los proyectos. Y nada me indica que después de octubre esto haya cambiado en el partido, lamentablemente. Yo pensaba que iba a cambiar, que iba a haber correcciones, pero veo que los principales dirigentes del partido siguen actuando como si del 2015 al 2019 se hubieran hecho las cosas muy bien. Como si todo hubiera salido bárbaro. Como si nosotros no hubiéramos apoyado políticas que nada tiene que ver con lo que pensamos que hay que hacer. Ahora mismo están cometiendo el error inverso al que cometieron desde el 2015 al 2019, apoyando políticas que no debíamos apoyar. Y ahora están oponiéndose a políticas que deberían apoyar”.

Fuente: Urgente24.com