Rechazo en el Reino Unido al plan de May sobre los comunitarios

Asociaciones y dirigentes opositores calificaron de “patético” e “inaceptable” la propuesta oficial sobre los derechos de los ciudadanos europeos tras la salida de la Unión Europa.

El plan anunciado por la primera ministra británica, Theresa May, para proteger los derechos de los ciudadanos europeos que viven en el Reino Unido una vez que se concrete el Brexit, generó rechazo en el país, donde fue calificado de “patético” e “inaceptable” por asociaciones y dirigentes opositores.

La líder conservadora propuso ayer a sus homólogos de la UE, reunidos en una cumbre en Bruselas, que los europeos con cinco años de residencia en el Reino Unido mantengan su estatus de establecimiento permanente una vez que se materialice la salida del bloque comunitario.

Casi exactamente un año después del referéndum del Brexit del 23 de junio, May prometió además que nadie será forzado a abandonar el Reino Unido tras el Brexit, ofreciendo derechos permanentes al acceso a la salud, educación, asistencia social y jubilación a los europeos que lleguen antes de una cierta fecha.

Pero no dijo cuándo vencería ese plazo exactamente, y sólo habló vagamente de un periodo entre el 29 de marzo pasado, cuando Londres dio inicio formal al proceso de desconexión del bloque, y su prevista salida, dentro de dos años.

Para la asociación the3million (los 3 millones), que hace campaña para la protección de los expatriados europeos en el Reino Unido, el plan es “patético”.

Fuente: Télam.