Rechazo al aborto seguro: para Jorge Franco “hay que continuar el debate”

Es que para el diputado nacional por Misiones, desde el punto de vista sanitario “la sociedad debe verlo como un tema pendiente”. Sostuvo además que si bien “la iglesia tiene derecho a opinar y expresar su punto de vista”, para el legislador éste “no es un tema religioso sino sanitario”.

En declaraciones a Misiones 4, Franco afirmó que los argumentos esgrimidos por cada diputado y senador de la Nación representaron “posturas personales” que no generaron divisiones internas en los partidos porque “de hecho, la discusión fue transversal. Hubo distintos puntos de vista sobre una realidad con posturas personales más allá de lo partidario”.

Indicó que esas diferencias “enriquecen la democracia”, y citó como ejemplo que “nosotros tenemos un buen grupo de trabajo, y a nivel provincial la Renovación es eso, así nace, con la conformación de grupos heterogéneos de dirigentes políticos con una idea común: trabajar por la provincia, y todos convivios a pesar de las diferencia que podemos tener en algunas temas”.

Más adelante subrayó que desde el punto de vista sanitario “la sociedad debe verlo como un tema pendiente, y si bien como médico hubiera pedido objeción de conciencia, considero que hay que despenalizar el aborto porque no se puede sancionar a una mujer por una decisión personalísima. Trabajé en salud pública y vi casos de pacientes que desde la clandestinidad se hicieron una práctica para interrumpir el embarazo y terminaron con shock séptico”.

Agregó además que si se reforma el Código Penal (de próximo análisis parlamentario) y se despenaliza el aborto en ese cuerpo de leyes, “una mujer podría ir al hospital y ser atendida como cualquier otra patología en caso de haber sufrido una complicación con una intervención de ese tipo, como hoy se atiende un cólico renal por ejemplo”.

A manera de resumen, Franco consideró que este debate social dejó cosas positivas y negativas. En el primero de los casos, citó que “muchas personas que no aceptaban los métodos contraceptivos y la educación sexual han salido a aceptarlo públicamente, y eso nos permitirá un cambio de visión en temas como la prevención del embarazo”, mientras que como aspecto negativo “se intentó clasificar a la sociedad argentina entre buenos y malos, de un lado y del otro, y eso no es bueno porque la tolerancia es el ítem referencial de la democracia”.

Finalmente, consideró que si bien a su parecer “éste no es un tema religioso sino sanitario”, no criticó la intervención de la iglesia en el debate porque “tiene derecho a opinar y expresar su punto de vista, pero en lo persona voté por mi conciencia y porque uno representa a muchos sectores y muchas voces”.

“Pasan cosas por otro lado”

En este tema Franco advirtió que más allá de la importancia de debate “el presidente tira huesitos para no discutir otros temas, como el creciente endeudamiento, la inflación sin parar y el crecimiento de la pobreza, y a veces pienso que nos hacen discutir otras cosas mientras pasan otras por al lado”.

En similar tenor se expresó al ser consultado sobre el procesamiento del ex director de la EBY, Oscar Thomas, cuando afirmó que “si bien se está trabajando en ámbito en el cual se debe trabajarlo, y soy muy prudente y respetuoso de lo que se debe hacer, creo que lo lamentable es que otra vez el gobierno intenta tapar la realidad de los argentinos”.