Protestas contra ley que define a Israel como Estado judío

Decenas de miles de personas salieron este sábado a la calle en Tel Aviv para protestar por la controvertida “ley de nacionalidad” aprobada en julio, que define a Israel como Estado judío.

Las minorías, pero también muchos israelíes judíos, consideran que la norma es discriminatoria, ya que afirma que “únicamente los judíos tienen derecho a ejercer la autodeterminación nacional en el Estado de Israel”. Alrededor de un 20 % de los israelíes son árabes y en torno a un 75 % judíos.

El exjefe del servicio secreto exterior Mossad Tamir Pardo consideró que la aprobación de la legislación representa una “injusticia para el 20% de la población israelí”. “No se trata de a qué partido se vota, es un tema de valores”, agregó citado por el Times of Israel.

En tanto, el presidente Reuven Rivlin también cuestionó la normativa y cientos de artistas y escritores le pidieron en una carta al primer ministro, Benjamin Netanyahu, que la derogue ya que consideran que habilita “explícitamente la discriminación racista y religiosa”.

La ley también establece que debe impulsarse la construcción de comunidades judías en Israel. Además, ya solo reconoce el hebreo como lengua oficial y el árabe, hasta el momento la segunda lengua en el país, recibe un “estatus especial”.

Alrededor de 130.000 de los nueve millones de israelíes son árabes drusos, cuya religión se desprende del Islam. A diferencia de los que ocurre con los musulmanes y los árabes cristianos, los drusos sirven en el Ejército israelí.

Esta semana, el Gobierno anunció que ampliará en su legislación el estatus de la minoría drusa, luego de las protestas de esa comunidad.

Fuente: Ámbito.