“Presupuesto participativo”: avanzan obras en las chacras 32-33 y 56

Muchos proyectos votados durante 2016 ya están en marcha: dos de ellos son “Un sueño para la 32-33” y “Mi calle es” en la chacra 56 de la ciudad de Posadas.

El primero consiste en el cerramiento de un tinglado con malla sima y construcción de baños y un kiosco. Actualmente, finalizó la etapa de licitación de la obra y próximamente comenzará la construcción. En tanto que el segundo corresponde a la Chacra 56 y fue el ganador de la identificación con cartelería de las calles internas de la zona que los vecinos en poco tiempo verán instaladas.

“Hace años que queremos contar con un lugar donde todos, chicos, jóvenes, adultos, puedan practicar algún deporte o ir a ver partidos y divertirse. Tenemos el lugar pero necesitábamos mejorar eso”, expresó Estela Bogado, una de las impulsoras de la idea.

La zona corresponde a un populoso barrio que, como toda comunidad, requiere de la generación de redes y espacios de encuentro para desarrollarse de forma plena y productiva.

Según Bogado “hace tiempo que queremos tener un lugar como se debe, que sea un centro cultural, teniendo en cuenta que también somos un semillero de artistas. Así que a la hora de promover nuestra idea hicimos una campaña de visitar casa por casa y enseguida notamos adhesión, es una necesidad y un logro de todos”.

Algo parecido sucedió en la Chacra 56. En cercanías a la terminal de ómnibus, hay calles internas que carecen de señalización y sus vecinos ganaron un proyecto de cartelería.

Miguel Abramson, uno de sus impulsores, dijo que “nos parece que el presupuesto participativo es algo excelente y novedoso que necesita de todos nosotros para que funcione, por eso la participación del vecino es muy importante. Si bien esto cuesta, seguro al ver que se van poniendo en marcha las ideas van a comenzar a creer un poco más y a acercarse a proponer y votar”.

Tanto Bogado como Abramson no se limitaron a sus proyectos del año pasado. Se sumaron a la edición 2017 para conseguir más beneficios para sus barrios. “Ahora estamos planificando continuar con ese sueño y construir un salón de usos múltiples. Si eso se da, tendríamos al fin un hermoso y completo complejo cultural”, dijo la vecina de la 32-33.

En tanto que su par de la Chacra 56 dijo que con sus vecinos ahora apuntan a mejorar la seguridad proponiendo el cambio de luminarias y la construcción de un playón deportivo “para el uso de grandes y chicos”.