Presentaron informe crítico sobre la situación de las fronteras

El diputado provincial del Frente Renovador, Jorge D’Onofrio, presentó un trabajo de más de un año de investigación sobre las enormes deficiencias que tiene Argentina en sus pasos fronterizos.

En esta primera etapa se muestra la desidia del Estado en el paso fronterizo de La Quiaca/Villazón (Bolivia), donde el legislador denuncia marketing político del gobierno para anunciar controles que no se realizan y ningún control es la moneda corriente que le abre las puertas al narcotráfico y todo tipo de contrabando.

D`Onofrio explica sintéticamente de qué se trata esta preocupante situación: “Estamos frente a la frontera del delito. Parece un juego de palabras, pero en realidad, es en la frontera donde se inicia el delito e influye para que el que vivimos y padecemos a diario sea más violento” y agregó “lo que señalamos con este trabajo es que ni siquiera existe la voluntad de controlar con los recursos con los que se cuenta”.

En el informe audiovisual presentado en las redes del legislador renovador, se puede ver cómo se cruza por el puesto de control donde están los scanners entregados por la ministra de seguridad, Patricia Bullrich, los cuales están aún envueltos en su papel de origen, ergo, no funcionan, no controlan nada ni a nadie.

“Desde perder miles de millones de dólares por el contrabando de mercaderías que se ven a simple vista, la frontera norte invita a que los mercaderes de la muerte trafiquen drogas, armas y personas, solo por mencionar algunos ejemplos dramáticos” aseguró D’Onofrio y sumó “desde la ruta que hacen los productos que vienen de China y el sudeste asiático que ingresan por la zona Franca de Iquique pasando a Bolivia y recalando en todo el territorio Nacional merced a la inacción del Estado en las fronteras”.

En otro momento del informe se puede ver cómo a 500 metros del puesto de control, se acaban los efectivos de Gendarmería controlando, y la gente cruza por el río Quiaca caminando, o en camionetas, en autos, traspasando cualquier mercadería. Las cámaras puestas en el paso fronterizo desembocan sus imágenes en un lugar que nadie controla.

En este sentido el diputado massista ahondó “la AFIP inerte ve como a su lado se descargan camiones de un lado de la frontera, los cruzan en carros al otro lado y son vueltos a cargar en camiones y siguen su ruta. Claramente, disfrazado en un ciudadano que cruza con su compra para la propia subsistencia, se está configurando en La Quiaca y ante la atenta mirada de Bullrich desde su oficina en la Ciudad de Buenos Aires, el monumento al contrabando”.

Con respecto a este último punto, continuó “Scanners que nunca funcionaron ni tienen voluntad de ponerlos en funcionamiento, una ministra de Seguridad que crea una secretaria específica para controlar la frontera y que al frente coloca un Oceanógrafo, cuyo único ‘mérito’ es haber sido el presidente del partidito porteño”.

Por último D’Onofrio remarcó la gravedad que se vive en las fronteras “lo que no entienden ni Macri ni Bullrich ni todo Cambiemos que cada delito que se comete en la frontera se multiplica geometricamente en todo el territorio nacional como una bola de nieve” y finalizó “con cada día de brazos caídos, con cientos de muertos a manos de los delincuentes, cada vez que concienten el paso de estupefacientes es un hijo de la Argentina y quizás alguno de los propios que caen irremediablemente en las redes de la droga. Así nos roban la esperanza y sobre todo el futuro de nuestros hijos”.

Fuente: Ámbito.