Secuestraron tres motos robadas y adulteradas para ‘picadas’

Efectivos de la división Robo y Hurtos (Dirección Investigaciones Complejas) concretaron otro procedimiento ayer, en la continuidad de una investigación por robo y venta de motos cuyo destino serían talleres o espacios clandestinos donde las “preparan” para picadas.

En la oportunidad, los policías secuestraron tres motos: una Zanella 200 CC (sin dominio), Motomel 150 CC (con chapa alfanumérica correspondiente a otro ciclomotor) y una Yamaha YBR 125 (con pedido de secuestro desde la comisaría 4ª).

Para llegar a estas motos, los investigadores siguieron la pista de la Zanella 200 la cual le robaron, el fin de semana, a Luis R. (29). Tal como se mencionó anteriormente, este ciclomotor ya estaba siendo reacondicionado y fue recuperado a tiempo.

En el marco de este procedimiento, preventivamente, fue detenido Cristian C. (23) quien fue puesto a disposición de la Justicia.