Por la crisis del combustible suspendieron clases en Brasil

Brasilia, la ciudad de Río de Janeiro y el estado Minas Gerais anunciaron hoy la cancelación de las clases en escuelas primarias y secundarias, así como en las universidades, a raíz del desabastecimiento de combustibles por la huelga de los camioneros en todo el país, desde el lunes pasado, contra el aumento del precio del gasoil.

La falta de certidumbre sobre el fin de la protesta también puso en alerta a San Pablo, que evalúa si el martes tendrá combustible para proveer a su flota de automóviles y transporte público.

El alcalde de Río, Marcelo Crivella, determinó el cierre del sistema educativo, que involucra a 655.000 alumnos, a raíz de la falta de transporte para profesores y funcionarios en general.

Las universidades de Río, tanto las federales como las estatales, también anunciaron el cese de las actividades a raíz del desabastecimiento, que permite apenas el funcionamiento de 15 por ciento de la flota de colectivos.

“En Brasilia el martes veremos los stocks de nafta”, dijo por su parte el gobernador de la capital federal, Rodrigo Rollembrerg.

Mientras más de 500 puntos en las carreteras de Brasil estaban bloqueadas o ocupadas por camioneros en huelga se registraban, la policía y el Ejército, por orden del presidente Michel Temer, trabajan en busca de combustibles en refinerías, escoltando a camiones.

En el estado Minas Gerais, el segundo colegio electoral del país, el gobernador y los alcaldes acordaron suspender las clases por el desbastecimiento.

Fuente: Télam.