Peña y Aranguren reciben a socios de Cambiemos

La escalada de reclamos desde la UCR y la Coalición Cívica por los incrementos de tarifas de los servicios públicos empujaron a que el jefe de Gabinete, Marcos Peña, convoque a los referentes parlamentarios de la alianza Cambiemos a una reunión de urgencia para hoy en la Casa Rosada. El objetivo es contener el enojo de los aliados pero también encontrar una propuesta “superadora” que ayude a aislar las críticas de la oposición.

Hasta ayer, los cuestionamientos de los dirigentes opositores hacia la política tarifaria del Poder Ejecutivo estaban relegados al plano de lo discursivo. Aunque el oficialismo logró que la sesión especial en la cámara de Diputados para limitar la suba de tarifas fracasara por falta de quórum, en la Casa Rosada saben que sólo es una cuestión de tiempo, más aún cuando desde sus propias filas hay disconformidad por el tema tarifario.

Para evitar que los radicales y la Coalición Cívica queden pegados a las acusaciones del kirchnerismo, el Frente Renovador, el PJ y la izquierda, desde Balcarce 50 se pusieron en contacto con sus aliados en el Congreso y los invitaron a participar hoy a las 11 de un encuentro al que también asistirá el ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren.

Una de las primeras en recibir y celebrar el llamado del jefe de Gabinete fue la diputada de la Coalición Cívica Elisa Carrió a través de su cuenta de Twitter: “Gracias a Dios se abre una instancia de negociación, motivo por el cual se posterga la sesión para la semana que viene, y es de resaltar la actitud del sr Marcos Peña para lograr ello”.

La idea es que en esa cumbre los legisladores presenten “propuestas superadoras” -tal como señaló a BAE Negocios un funcionario del Ejecutivo- para primero llegar a un consenso interno y luego llevarlo al Parlamento. En la UCR ya tienen un proyecto de ley que establece la “tarifa plana”, algo que en algún momento se barajó como posibilidad en la Casa Rosada y que luego se desestimó por consejo de Aranguren.

Desde los despachos de los principales asesores del presidente Mauricio Macri insisten en que no se harán cambios al esquema actual de tarifas aunque admiten que podrían llevarse adelante algunas “mínimas” correcciones para frenar el descontento de propios y ajenos.

El martes pasado Peña ratificó el incremento de tarifas, algo que fue reconfirmado por el propio mandatario, que ayer desde Tucumán sostuvo: “No soy mago ni estafador. Me comprometí a decir y a gobernar siempre con la verdad”.

En un primer momento las principales críticas se circunscribieron a la dirigencia de la oposición, que en la actualidad busca limitar la suba de tarifas ya sea a través de Diputados o del Senado, donde la ex presidenta Cristina Fernández presentó una iniciativa para que el gobierno suspenda por dos años las subas en las tarifas de los servicios públicos de electricidad, gas por redes y agua corriente para usuarios residenciales, pymes y cooperativas de trabajo y retrotraiga su costo al 1 de enero de 2017.

En los últimos meses, el descontento también provino del radicalismo, con el titular del partido y gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, a la cabeza; y Carrió. No sólo reprueban el modo en que el ministro de Energía y Minería implementó el nuevo esquema de tarifas, sino también que simultáneamente tenga 88 millones de pesos en depósitos en el exterior.

Fuente: Diario BAE