Para Caló, la CGT tiene que pedir como “mínimo” un 25% de ajuste del salario mínimo

Ayer, el Gobierno convocó al Consejo Nacional del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo, Vital y Móvil para el próximo el 27 de junio en el que empresarios, sindicalistas y funcionarios acordarán el nuevo piso salarial.

El titular de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Antonio Caló, consideró hoy que la CGT tiene que reclamar como “mínimo” un 25% de ajuste del salario vital y móvil, en el marco de la reunión que convocó el Gobierno para el 27 de junio próximo con sindicalistas y empresarios a fin de discutir este tema.

“Eso es lo mínimo que tiene que pedir”, resaltó Caló al señalársele que, según trascendidos, la central obrera pedirá un ajuste del sueldo mínimo cercano al 25 por ciento, contra el 20% que sería el número que tiene en mente la Casa Rosada.

En declaraciones a radio Provincia, el dirigente metalúrgico aseguró además que si bien “todavía no se ven brotes verdes”, en su sector “hubo estabilidad en estos últimos dos meses porque no hubo ni suspensiones ni despidos”.

Caló expresó que esta situación se da en un escenario de crisis del sector metalúrgico en el que, dijo, “en dos años, en 2015 y 2016, se perdieron 30 mil puestos de trabajo”.

Ayer, el Gobierno convocó al Consejo Nacional del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo, Vital y Móvil para el próximo el 27 de junio en el que empresarios, sindicalistas y funcionarios acordarán el nuevo piso salarial.

Consultado al respecto, el jefe de la UOM, en principio, evitó aventurar una cifra sobre el nuevo valor que debería tener el salario mínimo, que actualmente se ubica en 8.060 pesos.

“Eso lo dejo a consideración de los compañeros de la CGT que son los que lo tienen que tratar; estaría muy mal que yo pusiera una cifra y los compañeros piensen otra; no hablamos todavía de esto”, expresó

Sin embargo, estimó más adelante que un 25% de ajuste es “lo mínimo que tiene que pedir” la central obrera en el encuentro programado para fin de mes con funcionarios, sindicalistas y empresarios.

Caló dijo tener una “excelente relación” con el ministro de Trabajo, Jorge Triaca.

“Con (el presidente Mauricio Macri) tuve oportunidad de conversar una vez sola, pero con el ministro Triaca tengo una excelente relación”, destacó.

El dirigente recordó que recientemente su gremio tuvo “la suerte de poder firmar un buen convenio”, consistente en una suba salarial del 25 por ciento para este año, en dos cuotas: “el primer tramo en abril y el otro en julio”.

“A eso le agregamos dos sumas fijas de 2.000 pesos, una en noviembre y la otra en febrero. Llevándolo a porcentajes, representa un 27,5 en el año”, puntualizó

Al preguntársele si realmente quedaron satisfechos los trabajadores metalúrgicos con ese acuerdo salarial, Caló admitió que, en realidad, “todos estamos desconformes; yo quisiera sacar el 35 por o el 30 que habíamos pedido”, resaltó.

“Cuando uno discute salarios uno saca lo que más puede y los empresarios dan lo que menos pueden. Cuando uno discute salarios hay dos partes que quedan enojadas: una son los empresarios, diciendo que es mucho, la otra son los trabajadores, diciendo que es poco”, ilustró.

Fuente: El Cronista.