Massa y Stolbizer proponen declarar la emergencia alimentaria

Con críticas a la política económica del Gobierno, los diputados presentaron las iniciativas en conferencia de prensa la semana pasada. Qué es lo que se plantea en cada proyecto.

En una nueva muestra de una alianza inminente de cara a las elecciones de octubre, los diputados Sergio Massa y Margarita Stolbizer presentaron dos iniciativas que ponen el foco en la economía, un tema que el oficialismo pretende mantener al margen para la campaña.

Una de las iniciativas, presentada en conferencia de prensa el pasado viernes, es la que aspira a bajar los precios de los productos de la Canasta Básica, a través de la “Tasa Cero del Impuesto al Valor Agregado”. En tanto, el otro proyecto propone declarar la emergencia alimentaria y fomentar la competencia en las góndolas.

Respecto de la tasa cero de IVA, el beneficio alcanzaría a los consumidores finales y, en el caso de ventas al por mayor, para los monotributistas que “su actividad principal consista en la venta al por menor de productos alimentarios y bebidas”.

El proyecto indica que la Secretaría de Comercio deberá, a los 30 días de sancionada la ley, definir el listado detallado de productos, aunque se establecen once grandes rubros: pan, arroz, harina de trigo, fideos, papa, azúcar, carnes, huevo, leche, aceite y yerba.

Por otro lado, se invita a las provincias, a la Ciudad de Buenos Aires y a los municipios a adherirse a la ley “adoptando medidas tendientes a gravar a tasa cero en relación a los impuestos y tasas locales que recaigan sobre la venta” de dichos productos.

“En los últimos 16 meses el precio de la Canasta Básica Alimentaria aumentó cerca de 50%, acumulando sólo en 2017, cuando ya rige el esquema de metas de inflación, una suba de 6,3%”, destacaron en los fundamentos Massa y Stolbizer.

La otra iniciativa es la que impulsa la declaración de “la emergencia alimentaria en todo el territorio Nacional a fin de crear y ejecutar los programas y acciones” en un plazo de 12 meses. Entre ellos, se menciona que “el gasto nacional destinado a Seguridad Alimentaria no podrá ser inferior 0,5%” del Presupuesto, y se faculta al jefe de Gabinete “a efectuar las reestructuraciones presupuestarias necesarias”.

En el texto además se invita a las provincias, a la Ciudad de Buenos Aires y a los municipios “a definir, en conjunto con el Estado Nacional, una meta de gasto consolidado destinado a Seguridad Alimentaria”.

Otro de los artículos pide la creación de un Consejo de Monitoreo de Precios, encargado de “realizar acuerdos con los distintos actores sectoriales y productivos con el fin de acotar el incremento de determinados precios de bienes que integran la Canasta Básica”.

En el mismo proyecto se propone un programa, en el ámbito de la Secretaría de Comercio, de “medidas para la reducción de distorsiones de precios en las ventas minoristas y el fomento de la competencia en góndolas”.

A través de esta medida, los supermercados e hipermercados “estarán obligados a que para cada categoría de productos, ninguna marca individual, o marcas de una misma empresa o grupo económico podrá disponer de más del 40% del espacio de góndola destinado a dicha categoría en el primer año de vigencia del Programa, y 30% el segundo año y subsiguientes, con sus respectivos precios finales y unitarios”.

Fuente: Parlamentario.