Lula dejó el sindicato y se dirige a entregarse ante la Justicia

Tras varias horas de espera y tratando de convencer a la gente, el ex presidente brasileño pudo partir hacia el aeropuerto y empezar el viaje que terminará en el penal.

Minutos después de las 18:40, finalmente Lula pudo salir del sindicato de metalúrgicos pese a los intentos de bloqueo de los manifestantes.

Luego de que las fuerzas de seguridad corrieran a los más alterardos, el ex mandatario caminó unos metros hasta un garage donde se subió a una camioneta y por otra puerta comenzó su viaje hacia el aeropuerto para dirigirse a Curitiba.

Pese a sus dichos de que iba a entregarse a cumplir con el fallo de 12 años y un mes de prisión impuesto por el juez Sergio Moro, fue la misma gente la que impidió durante varias horas que Lula pueda entregarse.

Las horas iban pasando y el nerviosismo crecía ya que el juez impuso un horario límite para que inicie su camino hacia su entrega. Tanto es así que hasta la presidenta del Partido de los Trabajadores les pidió a los manifestantes que dejaran que Lula pueda salir ya que las consecuencias podrían ser serías.

Cerca de las 18:40 se inició el procedimiento para que Lula pueda salir del lugar, primero las fuerzas de seguridad corrieron a los manifestantes más exaltados y fue allí cuando el ex presidente bajó hasta otra puerta y se subió a una camioneta donde la Policía de Brasil lo traslada al aeropuerto para ser trasladado a Curitiba.

Fuente: Infonews.com