Luis Pastori: “Hay una cuestión ideológica que nada tiene que ver con el Decreto”

Respecto a la reciente disposición del presidente Mauricio Macri de ampliar el rol de las Fuerzas Armadas en cuestiones y acciones de la seguridad interna del país, el diputado nacional por Cambiemos consideró que “si hay una reforma de la Ley de Defensa Nacional debe pasar por el Congreso, pero este Decreto no toca una coma de esa Ley, solo modifica un Decreto reglamentario del año 2006, cuando Nilda Garré era ministra de Defensa y Néstor Kirchner presidente”.

En declaraciones a radio Libertad (93.7), el legislador contó que la modificación del Gobierno anterior “no pasó por el Congreso porque no correspondía y restringió la propia Ley que habla el rol de las FFAA ante agresiones externas que sufra el país limitándolas solo a las que vinieran de parte Estados o fuerzas estatales extranjeras. Pero hoy -aclaró- no hay hipótesis de conflicto con ningún país vecino y por eso se actualiza el concepto”, asegurando además que lo dispuesto por Mauricio Macri “es volver al espíritu de la ley”.

En similar sentido sostuvo que “hoy no se ataca a un país con un ejército sino también por ejemplo los cibertaques, como pasa en el mundo, así que la idea es incorporar a Argentina en ese tipo de roles, y custodiar los objetivos estratégicos nacionales, como rutas, represas, obras como Vaca Muerta, infraestructuras importantes que están a cargo de fuerza de seguridad y pueden ser custodiadas por el Ejército u otras Fuerzas Armadas y liberar así a Prefectura y Gendarmería para que se aboquen a otros delitos de alta complejidad de orden interno, como narcotráfico, trata de personas, etc.”.

Luego, y tras afirmar que “hay una cuestión ideológica que nada tiene que ver con el Decreto”, Pastori convocó a un “uso racional y práctico para las FFAA”, y detalló que según la información con que cuenta “hoy la prioridad es del NOA, al cual se destinarán 500 efectivos, y creería que serían unos 3 mil efectivos los que se movilizarían en todo el país”.

En similar línea se basó su crítica a las declaraciones de la Ministra de Derechos Humanos de Misiones, Lilia “Tiki” Marchesini, que alertó la medida nacional porque podrían utilizar las Fuerza Armadas para reprimir manifestaciones sociales ante la crisis en Argentina, pidiéndole que “lea el decreto porque no dice eso. Muchos hablan solo por hablar, o movidos por lo ideológico partidario, pero dicen lo que no dice el decreto. No está permitido ni podría suceder”.

En el último tramo de la entrevista, el dirigente de la UCR-Cambiemos afirmó que “las FFAA fueron desarmadas por el Kirchnerismo, degradadas desde el punto de vista logístico, de armamento y hasta salarial, pero ahora se pretende ir adecuándolas a otra realidad”, y aclaró que “Argentina, ni aunque quisiera, podría comprar armamento porque es muy costoso”.

“No hay que levantar sospechas con cosas que no dice el Decreto ni es la intención del Gobierno”, concluyó.