Las operadoras de 4G tendrán más espectro para dar servicios

Enacom cuenta ahora con diez días hábiles para definir si acepta las propuestas elevadas por las tres operadoras y asignar las respectivas frecuencias.

Las tres operadoras de comunicaciones móviles que brindan en la actualidad 4G -Claro, Movistar y Personal- contarán con más espectro para brindar servicios a sus clientes.

Esta es la conclusión que surge luego que el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) terminara de recepcionar las ofertas para la asignación de frecuencias en la banda de 2,5 gigahertz, cuya definición se conocerá en un plazo de diez días hábiles.

Los montos que cada empresa abonará por las licencias para el uso de estas frecuencias también se definirán en los próximos diez días, pero desde el mercado consideran que el monto podría rondar los 100 millones de dólares en total.

“El gobierno nacional está dispuesto a dar todo el espectro que tiene disponible para mejorar las comunicaciones”, dijo hoy el presidente del Enacom, Miguel de Godoy, en diálogo con Télam al término del acto realizado en la sede de la entidad.

El acto es continuidad del iniciado el 2 de junio pasado, que pasó a un cuarto intermedio ante la sorpresiva presentación de Telecentro con una oferta para adquirir uno de los tres bloques de estas frecuencias, que permiten dar servicios de banda ancha móvil.

Hoy, el Enacom informó que rechazó la oferta de Telecentro con el argumento de que de la compulsa sólo podían participar empresas que ya sean prestadores de servicios de 4G.

En el mismo acto Telecentro aceptó la decisión del Enacom y las otras tres empresas retiraron las observaciones planteadas por la inclusión del operador de cable.

Como se trata de tres bloques de frecuencias, con la participación de Telecentro, la semana pasada, Personal y Movistar habían pedido el mismo bloque.

Por ello, una vez que Telecentro salió del juego, las tres operadoras necesitaron un cuarto intermedio para revisar sus propuestas.

Así, pasado el mediodía, el Enacom recibió la propuesta de Telefónica (Movistar) de quedarse con el bloque que la semana pasada había pedido Telecentro.

La banda de 2,5 gh no estaba en los planes de las operadoras de servicios móviles hasta que Cablevisión, a través de su adquirida Nextel, comunicó la adquisición de empresas que tenían licencia para dar Internet dentro de esa frecuencia que hasta entonces utilizaban tecnologías inalámbricas tipo Wimax.

El mercado reaccionó ante la operación y el regulador debió primero definir un proceso de redistribución de las frecuencias de 2,5 GHz para que puedan ser utilizadas para los servicios móviles de 4G.

De hecho las frecuencias que estuvieron en pugna durante este proceso son el bloque que Cablevisión debió reintegrar al Estado para no estar excedida en cantidad de espectro asignado.

Telecentro, más allá de los constantes rumores de venta, es una de las empresas que solicitó ser operador móvil virtual, es decir un prestador de servicios de comunicaciones móviles, incluyendo Internet móvil, sobre la red de otro operador que pasa a ser mayorista.

La mayor complicación que encuentran los que hasta ahora tuvieron el visto bueno para ser operador móvil virtual (como el caso Virgin en Argentina) es la negociación con las tres operadoras que tienen redes móviles propias (Telecom, Telefónica y Claro), por el precio para interconectar a los respectivos clientes.

Fuente: Télam.