Las dos Coreas allanan el camino para retomar el diálogo y diluyen las opciones militares

El encuentro, el primero de alto nivel que celebran los dos países en más de dos años, se celebró anoche (la mañana de hoy en Corea) en un ambiente de inusual cordialidad en la aldea de Panmunjon, en la militarizada frontera intercoreana.

Delegaciones de las dos coreas mantuvieron una histórica reunión en su frontera, en la que acordaron reanudar conversaciones militares, y la participación norcoreana en los Juegos de Invierno, en una señal de distensión tras la crisis por los ensayos de Pyongyang con armas, y las amenazas estadounidenses de un ataque preventivo.

La reunión estuvo encabezada por el norcoreano Ri Son gwon, que dirige el comité para la Reunificación Pacifica de Corea, y por el ministro de Unificación del Sur, Cho Myoung-gyon.

En sus palabras iniciales, Ri considero que las relaciones intercoreanas están “más heladas incluso que el clima de estos días”, en alusión al invierno excepcionalmente frío que esta viviendo la península coreana.