Las claves del proyecto de despenalización del aborto que llegó hoy al Congreso

El proyecto transversal lleva la firma de 71 legisladores de todas las bancadas y propone legalizar la interrupción del embarazo desde la semana 14, bajo los lineamientos de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito.
En el marco de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito llega hoy al Congreso de la Nación un proyecto de ley que buscará la despenalización de la interrupción del embarazo. Bandera del movimiento feminista, la iniciativa es la séptima vez que ingresa al Parlamento y en esta oportunidad cosechó la firma de 71 diputados de todas las bancadas, tanto del oficialismo como de la oposición.
Pero, ¿cuáles son las claves que sostiene el texto en su articulado? La iniciativa propone la despenalización del aborto durante las primeras 14 semanas del proceso gestacional bajo la premisa de que “en el ejercicio del derecho humano a la salud, toda mujer tiene derecho a decidir voluntariamente la interrupción de su embarazo”.
Además, otorga un plazo de cinco días a los servicios de sistema de salud para que realicen la práctica desde que la mujer manifestó su requerimiento por escrito. Para las prácticas y bajo la presente ley no mediará ninguna autorización judicial previa.
En el caso de embarazos de adolescentes, la iniciativa señala que “si la interrupción voluntaria del embarazo debe practicarse a una persona adolescente, entre los 13 y los 16 años de edad, se presume que cuenta con aptitud y madurez suficiente para decidir la práctica y prestar el debido consentimiento informado”. En el caso de menores a 13 años, será necesario “su consentimiento informado con la asistencia de al menos uno de sus progenitores o representante legal”.
El proyecto de ley instruye en su artículo 5º al sector público de salud, las obras sociales y las entidades de medicina prepaga a incorporar como prestaciones médicas básicas obligatorias la cobertura integral de la interrupción legal de embarazo a todas sus afiliadas.
En tanto, la iniciativa deja en claro que, sin perjuicio del plazo de las 14 semanas dispuesto por el presente proyecto, toda mujer tiene derecho a la interrupción legal de su embarazo en los casos en los que en la actualidad rigen en la Argentina: “Si el embarazo fuera producto de una violación, con el sólo requerimiento y la declaración jurada de la persona ante el profesional de salud interviniente; si estuviera en riesgo la vida o la salud física, psíquica o social de la mujer, considerada en los términos de salud integral como derecho humano y si existieren malformaciones fetales graves”.
Por último, el proyecto anula los artículos 85, 86 y 88 del Código Penal de la Nación que castiga con penas a quien se realizase o realizara un aborto bajo consentimiento expreso.

Fuente: InfoNews