La oposición pidió una nueva sesión especial para tratar tarifas

El bloque justicialista y el massismo pidieron este viernes formalmente una sesión especial en la Cámara de Diputados para el miércoles al mediodía a fin de debatir un proyecto para atenuar los aumentos tarifarios de los servicios públicos, en medio de una fuerte pulseada con el gobierno, que rechaza de plano esta propuesta por su alto costo fiscal.

De esta manera, la oposición decidió redoblar su apuesta tras la decisión de ayer de Cambiemos de pedir una sesión especial para ese mismo día a las 10.30 para tratar los proyectos de Financiamiento Productivo y Defensa de la Competencia, donde no se incluye la iniciativa sobre aumentos de los servicios públicos.

El pedido de sesión del bloque justicialista y del massismo se presentó horas después de que el gobierno anunciara medidas para reducir el déficit fiscal y rechazara de plano el intento opositor de cambiar el esquema tarifario, que -según el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne- tendría un impacto en las cuentas públicas de 225 mil millones de pesos.

El dictamen que quiere debatir el peronismo contempla retrotraer las tarifas a noviembre del 2017 y aplicar un ajuste de acuerdo con la variación salarial, más una rebaja del IVA del 21 al 10,5%, aunque este artículo podría ser eliminado por la oposición de los gobernadores que no quieren reducir sus ingresos.

Si bien hoy el oficialismo y la oposición mantienen su posición sobre las convocatorias a las dos sesiones especiales, desde el bloque de Argentina Federal -que responden a los gobernadores peronistas- no descartan que antes del miércoles exista una negociación con las autoridades de Cambiemos para alcanzar un acuerdo sobre el temario de la sesión.

Incluso tanto Cambiemos como el PJ incluyeron el dictamen sobre el financiamiento productivo y es por eso que, desde la conducción de Argentina Federal, consideran que hay margen para buscar un consenso sobre los temas a tratar en esa sesión especial, teniendo en cuenta que la oposición ya demostró que puede tener el quórum, como sucedió el miércoles 25.

En el oficialismo señalan que en Diputados no tienen margen para impedir que la oposición apruebe el dictamen de la comisión de Obras Públicas porque están en minoría, y solo se puede evitar si hay una señal clara de los gobernadores, que hasta esta tarde no existía, ya que la oposición pidió esta sesión especial.

El pedido de la sesión especial opositor fue firmado por el presidente del interbloque Argentina Federal, Pablo Kosiner, y sus pares del bloque del PJ Diego Bossio y Sergio Ziliotto, el tucumano Pablo Yedlin, los massistas Graciela Camaño, Marcos Lavagna, Felipe Solá, Alejandro Grandinetti, y Marcela Passo, y la legisladora del Movimiento Evita Araceli Ferreyra.

Fuente: Ámbito.