La ONU destaca el proyecto de ley sobre albinismo

La relatora especial para personas con albinismo, Ikponwosa Ero, dijo que la iniciativa que debatirá este año el Congreso “es un gran primer paso, particularmente por el acceso a un plan estándar de salud”.

La relatora especial de la ONU para personas con albinismo, Ikponwosa Ero, dijo que el proyecto de ley sobre el tema que debatirá este año el Congreso argentino “es un gran primer paso, particularmente por el acceso a un plan estándar de salud”, en un mundo donde padecer esa anomalía puede conducir a la discriminación e incluso a la muerte.

“Cada buen proyecto de ley sobre albinismo debería tener un importante énfasis en el acceso a la atención médica, lo cual está incluido en el proyecto de ley de Argentina”, explicó la experta en diálogo con Télam.

Ero destacó que la ley de albinismo, presentada en octubre último por la diputada Brenda Austin (UCR), se elaboró “con la participación de los albinos”, cuyas organizaciones volverán a reunirse en el Parlamento el 3 de mayo próximo para impulsar la norma.

La iniciativa, que debe debatirse en las comisiones de Salud, Legislación General y Presupuesto de la Cámara de Diputados antes de llegar al recinto, busca crear el “Programa Nacional de Tratamiento y Asistencia Integral del albinismo” para garantizar el acceso libre y gratuito al sistema de salud.

Además, promueve campañas contra la discriminación y la investigación científica sobre esta afección.

El albinismo es una condición genética que hace que la piel, los ojos y el pelo no produzcan melanina, exponiendo a quienes lo padecen a enfermedades como el cáncer de piel o a severas dificultades en la visión, entre otras dolencias.

Los ataques contra los albinos encendieron una luz de alarma en la ONU, desde donde Ero, abogada albina nacida en Nigeria, reporta que en 28 países de África se registraron alrededor de 600 agresiones sólo en la última década, a las que se suman distintas formas de discriminación en casi todo el mundo.

“Soy nigeriana, hija de padres negros, y fui objeto de abusos verbales, burlas, mofa y discriminación, pero también fui objeto del amor de mi familia”, relató Ero a Télam, tras contar que decidió encarar este flagelo cuando supo de los asesinatos, mutilaciones y violaciones que sufrían los albinos en su continente.

“En casa yo era una ‘persona normal’, pero una vez que entré en la sociedad, mi diferencia de color y mi discapacidad visual se transformaron en una barrera para obtener prácticamente cualquier cosa: salud, educación, inclusión social”, explicó.

Fuente: Agencia Télam.