“La Mesa Interinstitucional es un espacio de gestión”

Así definió Alberto Penayo -Defensor del Pueblo de Posadas- al cuerpo al que recurren familias y comisiones vecinales de distintos barrios ante diversas problemáticas. Citó como ejemplo el reciente reclamo de acceso al agua potable y el replanteo de las obras de entubamiento de parte de vecinos de Itaembé Miní, Chacra 157, 101 y 150 y Néstor Kirchner.

Dicho espacio está conformado por la ministro de Derechos Humanos, Lilia Marchesini, junto a su equipo, legisladores provinciales, funcionarios municipales, partidos políticos como el Justicialista (PJ), el Agrario y Social (PAyS), y Arandú, gremios, organizaciones sociales y comisiones vecinales, y la Asociación de Defensa del Consumidor de Misiones (Consumis); entre otras entidades y organismos provinciales que están involucrados según la problemática a tratar.

“El vecino recurre a este espacio porque ve que los organismos que tienen que dar respuesta manejan otros tiempos que no son los que ellos requieren, por ejemplo con el problema del agua potable, no puede esperar meses por una solución que, en muchos casos tampoco es definitiva, o con el transporte urbano de pasajeros, ahora que comenzaron las clases y las familias necesitan movilizarse y no cuentan con un servicio adecuado, y tampoco esta es una problemática nueva o desconocida”, recalcó Penayo.

Sin embargo resaltó que “somos un espacio de gestión, que justamente busca involucrar a todos los actores para, a través del diálogo y el consenso encontrar las soluciones lo antes posible, sin embargo también se constituye como espacio heterogéneo, lo que implica que no siempre se comparten criterios aunque los objetivos sean los mismos”.

“El objeto de este espacio es que los organismos que deben dar una respuesta entiendan que deben aggiornarse a las nuevas demandas y exigencias de nuestra sociedad, que nos reclama respuestas a problemas que, en muchos casos, ya debían ser resueltos, y no pueden esperar meses o años para acceder a derechos tan básicos como el agua, a que no se les inunde el barrio, o que las empresas de transporte respeten los recorridos, horarios, frecuencias y el acceso para los discapacitados, entre tantas situaciones angustiantes que deben pasar las familias posadeñas y misioneras”, enfatizó.

Finalmente, consideró que la Mesa Interinstitucional “es un espacio de contención, porque mientras trabajamos en la gestión de estas respuestas, evitamos que estos problemas lleven a las familias a un grado de conflictividad mayor, pero esto también depende de que las soluciones lleguen”.