La electricidad costará hasta 5.000% más que en 2016

Tras el anuncio del último aumento en las tarifas de luz, el servicio va a pasar a costar hasta 5.000% más que en enero de 2016, con boletas cuyo promedio oscilaba entonces en un mínimo de alrededor de 35 pesos y que por el mismo consumo deberán pagar ahora unos 1.795.

Pese a esto, los especialistas alertan que las deficiencias continúan, algo que se vio reflejado durante la última semana del 2018, que finalizó con un promedio de más de 220 mil cortes de luz por día en Capital Federal y el Conurbano bonaerense, mientras que la primera de 2019 continuó con unas 135 mil interrupciones diarias

Así lo advirtió a POPULAR Pedro Bussetti, presidente de Defensa de Usuarios y Consumidores (Deuco), quien explicó que con las subas anunciadas para febrero y marzo el incremento acumulado oscilará entre 3.145% y 4.960%, pero lamentó que a pesar de esto “los cortes siguen y no hay perspectivas de que se resuelvan”.

El relevamiento de Deuco estableció que la categoría R1, que consume hasta 150 kilowatts por hora (kwh), tendría una suba total de 3.145%. Es decir que una factura que en enero de 2016 costaba $14,38 y hasta la nueva suba valía $324,99, ahora pasará a $466,83.

En tanto, la R2 (300 kwh) pasaría de $20,74 hace tres años a $922,68 a partir del próximo marzo, un alza de 4.300%; la R3 (400 kwh) de $27,48 a $1.287,79 (4.500%); la R4 (450 kwh) de $31,25 a $1.507,25 (4.700%); la R5 (500 kwh) de $35,29 a $1.795,41 (4.950%); la R6 (600 kwh) de $72,11 a $2.381,75 (3,200%); la R7 (700kwh) de $85,17 a $3.588,38 (4.100%); la R8 (1.400 kwh) de $158,67 a $6.713,20 (4.100%); y la R9 (1.800 kwh) de $200,27 a $8.556,63 (4.100%).

Hasta el momento, la importante suba no significó una mejora en el servicio de igual magnitud, al punto que de acuerdo a la página del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), las empresas prestadoras del Área Metropolitana de Buenos Aires, Edesur y Edenor, dejaron sin luz a millones de personas en las últimas dos semanas, donde se alternaron días de calor, otros de tormenta y algunos con un clima más templado.

El pico máximo se dio el 30 de diciembre pasado, cuando más de 548 mil familias se quedaron sin suministro, 250.089 de ellas pertenecientes a Edenor y 298.131 de Edesur. Un día después, en la víspera de Año Nuevo, repitieron esa situación casi 135 mil, 72.808 de ellos de Edenor y 61.995 de Edesur.

Fuente: Diario Popular.