La DAIA echó a su titular Cohen Sabban

El Consejo Directivo de la DAIA le pidió este sábado renuncia a su titular Ariel Cohen Sabban y en su lugar asumirá la presidencia de la entidad, el actual vicepresidente 1º, Alberto Indij.

El hecho se produjo, tras un episodio ocurrido en el domicilio de la actriz Esmeralda Mitre, que aún se investiga.

“El Consejo Directivo de la DAIA, Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas, informa que su Consejo Directivo ha solicitado la renuncia de su Presidente, Ariel Cohen Sabban, a partir de los hechos de público conocimiento”, dice el comunicado difundido esta tarde por la entidad judía.

El alejamiento de Cohen Sabban se hará efectivo este mismo lunes. En diálogo con Télam, Indij confirmó que la DAIA le pidió la renuncia a Cohen Sabban ante los rumores que circulaban en las redes sociales sobre un supuesto “acoso” del dirigente comunitario a la actriz.

“Ante esa acusación que se difunde le pedimos la renuncia a Ariel (Cohen Sabban). Fue un buen dirigente de la DAIA, pero creemos que esto es lo mejor para todos”, señaló Indij a esta agencia.

“He vivido una situación desagradable como mujer y como víctima de un pedido de dinero improcedente. Para que sucesos así no vuelvan a repetirse con otra persona lo he hecho conocer a quienes correspondía a fin de que se tomaran las medidas pertinentes. Dichas medidas ya han sido tomadas”, sostuvo Mitre, según publicó el diario La Nación.

“Como no busco ni el estrépito público ni la venganza, no voy a hacer declaraciones ni a proporcionar detalles sobre los hechos, ni tampoco quisiera iniciar acciones legales. Defiendo mi privacidad y mi carrera artística, que ha sido construida sobre la base del trabajo honesto y no del escándalo”, agregó la actriz.

Esmeralda Mitre había sido protagonista de una polémica semanas atrás cuando en una entrevista con Infobae, tras intentar defender a su expareja Dario Lopérfido por sus dichos sobre la cantidad de desaparecidos durante la última dictadura militar argentina, declaró: “Es como pasó con el Holocausto, dijeron que eran 6 millones pero quizá no fueron tantos”.

La desafortunada frase causó indignación en la comunidad judía y la actriz fue invitada días después a la sede de la DAIA donde mantuvo una reunión con sus autoridades.

Fuente: Ámbito.