“La corrupción tiene un impacto muy importante sobre la economía”

“La corrupción continúa acaparando titulares en América Latina. Los casos van desde un plan para ocultar activos que fue revelado en los ‘papeles de Panamá’ hasta los escándalos de Petrobras y Odebrecht que han trascendido las fronteras de Brasil.

Las consecuencias económicas y políticas de la corrupción han pasado factura a la región, y los ciudadanos de América Latina están mostrando un creciente descontento y exigiendo que los gobiernos tomen medidas más enérgicas contra la corrupción”. Estos conceptos no fueron publicados por un diario de la izquierda sino que se pueden leer en un blog del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El organismo multilateral ha decidido salir del confort de la diplomacia para analizar y aconsejar en consecuencia a los países sobre cómo combatir el flagelo de la corrupción que afecta al crecimiento de los países.

Respecto de la corrupción en América Latina, el trabajo afirma que la situación es “mucho peor que la de las economías avanzadas”. Salvo en países, como Chile y Uruguay, que “curiosamente también tienen buenas calificaciones en los indicadores de institucionalidad y buen gobierno, y presentan niveles de ingreso per cápita relativamente más altos”.

Los autores del trabajo Carlos Goncalves, David Lipton y Alejandro Werner no dudan en afirmar que “un mayor grado de corrupción tiende a ir de la mano de una mayor desigualdad”.

Si bien el Fondo no tiene previsto dar ayuda crediticia para combatir la corrupción, sí ofrece asesoramiento en esta materia. E incluso a pedido de los países, también se incorporan estas recomendaciones en la revisión anual (Artículo IV).

Alejandro Werner, director del departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional, dio un reportaje exclusivo a ámbito.com donde explica las consecuencias económicas de la corrupción.

Fuente: Ámbito Financiero