Iniciativas para la inclusión laboral de jóvenes con autismo

En el anexo de la Cámara baja la diputada nacional Carla Carrizo encabezó la presentación de dos proyectos destinados a jóvenes con TEA y síndromes relacionados.

La diputada nacional Carla Carrizo encabezó, junto a las diputadas nacionales Alejandra Martínez, Silvia Lopennato, Ana Copes, padres, especialistas y asociaciones civiles, la presentación en la Cámara baja de dos proyectos destinados a chicos y jóvenes con Trastornos del Espectro Autista (TEA) y síndromes relacionados.

La Sala 3 del Segundo piso del Anexo fue el escenario que sirvió para la presentación de los proyectos sobre Alimentación Saludable e Inserción Laboral y que incluyó la proyección de un video con testimonios de padres de chicos con TEA.

El primer proyecto establece la creación de un programa de Inclusión Laboral de jóvenes y adultos con Trastorno del Espectro Autista (TEA) en el ámbito del Ministerio de Trabajo, con el objeto de promover su inserción en empresas y organismos del sector privado. De esta manera, el Ministerio tendrá la obligación de crear un registro de las empresas y organismos que adhieran al Programa, realizar la selección y el seguimiento de la trayectoria de los jóvenes y adultos con TEA, implementar una política de incentivos fiscales en pequeñas, medianas y grandes empresas y promover la creación de cooperativas de trabajo.

El segundo proyecto instituye la Asignación Alimentaria Optativa para personas con TEA para la cobertura de una dieta biomédica (alimentos orgánicos, alimentos libres de gluten, libres de caseína, libres de azúcar de caña, libres de colorantes y conservantes, libres de soja y la complementación necesaria para cada paciente).

“Si bien contamos con leyes que garantizan el acceso laboral de personas con discapacidad a la administración pública, lo cierto es que existen grandes desigualdades entre las personas con discapacidad para acceder a ese cupo y que el verdadero desafío de la inclusión está en el sector privado y la sociedad, y no en un cupo mínimo en el ámbito estatal. Porque termina siendo un gueto y es obvio que debemos aspirar a más. Estamos contentos con esta iniciativa que se viene implementando en muchos países desde 2012 menos en Argentina”, dijo Carrizo durante la presentación.

“Por otro lado, con el programa nutricional optativo para personas con TEA estamos haciendo que la salud pública se abra al debate de nuevos enfoques, como el biomédico, una perspectiva que prioriza la calidad de vida diaria del paciente más que la enfermedad”, añadió la diputada, y continuó: “Esto es el fruto de un trabajo en conjunto con padres y asociaciones porque las buenas leyes son aquellas elaboradas por los propios protagonistas de las políticas. No hay leyes eficientes sino les cambia la vida a ellos”.

El encuentro contó con la presencia de las diputadas y presidente de la Comisión de Mujer, Familia, Infancia y Adolescencia Alejandra Martínez, y las diputadas Silvia Lopennato, y Ana Copes. También asistieron especialistas y asociaciones civiles, representantes de las asociaciones “Apadea”, “Fadea”, “Brincar” y “Bioabordajes del autismo” y padres de chicos con Trastorno del Espectro Autista.

Fuente: Parlamentario.com