Informan sobre pautas higiénicas y dietéticas para diabéticos

Desde el Servicio de Nutrición del Hospital Escuela de Agudos “Dr. Ramón Madariaga” informan algunas pautas higiénicas y dietéticas, para pacientes con diabetes mellitus, en el marco de la pandemia de COVID-19.

En este sentido, los Licenciados en nutrición, del mencionado Centro Asistencial, Ticiano Benedetto, Marisol Nuñez, Belén Avalos y Agustina Oscherow, recomiendan higienizar las manos, antes de manipular los alimentos, preferentemente con abundante agua y jabón, en el caso de encontrarse en horario laboral o que se dificulte esa práctica recurrir al alcohol en gel o líquido.

En relación al control de las porciones que se consumen, aconsejan “llevar a la mesa la comida servida en los platos y no las ollas, excepto el recipiente de ensaladas”.

Al tiempo que, instan al consumo de abundante líquidos durante el día, preferentemente agua potable o en el caso de querer consumir alguna bebida saborizada, pueden ser las de tipo diet (Sin azúcar).

Mientras que, agregan datos relacionados a la cocción de los alimentos. “A la hora de cocinar, preferir los métodos de cocción como ser horno, parrilla, plancha, microondas, hervidos, evitando las frituras y salteados con aceites, mantecas, grasas animales. Aumentando el sabor con aderezos naturales como ser el limón, vinagre, romero, albahaca, provenzal. Si quiere consumir sal la ideal sería preferir las verdes, que contienen menos sodio”.

Además, recomiendan el consumo de aceites vegetales, en sus formas crudas, en ensaladas o incorporarlos una vez que ha finalizado la cocción “por ejemplo, en purés, 1 cucharada sopera en cada comida principal, lo ideal sería en las ensaladas, como ser aceite de girasol, de maíz, de canola,de oliva, evitar los aceites mezclas”.

Otra sugerencia que dan los nutricionistas, del Hospital Escuela, a la población con diabetes mellitus, en relación a la alimentación saludable, es el consumo de frutas y verduras “elegir las frutas y verduras que se pueden consumir crudas, con cáscara y previamente lavadas con abundante agua potable. Puede consumir 3 frutas al día, preferir aquellas que no sean muy maduras.

En este marco detallan “consumir una porción de hortalizas crudas en el almuerzo/cena o en ambos de ser posible, preferentemente apio, berenjena, escarola, espárrago, hongos, tomate, zapallitos, zuchinis, chuchu, rábano, rabanito, nabo, rúcula, achicoria, acelga, espinaca. alcaucil, arvejas, brotes de sojas, chauchas, palmitos, puerro, remolacha, zanahoria, zapallo, brócoli, coliflor, repollo, cebolla”.

También, los profesionales afirman que es recomendable consumir pescados al menos 2 veces a la semana, el que se encuentre a su alcance. En el caso de consumir pescados enlatados como ser caballa, atún, que sean al natural y enjuagarlos con agua potable antes de consumir. Evitar el consumo de embutidos como salchichas, chorizo, salames, fiambres.

En relación a las harinas, señalan que se recomienda utilizar las de tipo integral, avena arrollada instantánea, para realizar masas caseras. Agregando a las preparaciones semillas de lino, girasol, chía, sésamo. “Si consume pastas, arroz, es importante que estén cocidas al dente y no pasadas. Y entibiadas. Evite el consumo frecuente de pastas rellenas y frescas. Controlar el consumo de panes blancos, galletas, pan de hamburguesa, pebete. Consuma pan de salvado o pan blanco tostado. La papa, batata y mandioca forman parte de los vegetales, que aportan mucho almidón, por lo que es importante evitar su consumo, en la misma preparación con fideos, arroz”.

Asimismo, se refieren al consumo de azúcar y legumbres. “Reemplace el azúcar de mesa por el edulcorante que sea 0% calorías. Mientras que se recomienda aumentar el consumo semanal de legumbres por su aporte de fibras”.

Otro consejo que dieron estuvo relacionado al consumo de lácteos y huevos “puede consumir aquellos que son descremados (leche, yogur). El huevo se puede consumir 1 unidad entera, en el día, no fritos, ni salteados”.

Finalmente, aconsejan realizar alguna actividad física diaria, mínimamente 30 (treinta) minutos al día, controlar con el celular el tiempo.

Fuente: Prensa Parque de la Salud.