Independiente se hizo fuerte en Paraná

Con goles de Martín Benítez y Emanuel Gigliotti, Independiente derrotó 2-1 a Patronato en Paraná (descontó Renzo Vera de penal) y dio vuelta la página luego de la dura eliminación de la Libertadores ante River. Los dirigidos por Ariel Holan sufrieron todo el partido por las lesiones y terminaron con uno menos.

En el primer tiempo el partido se vio alterado por las dos lesiones que sufrió Independiente y que complicaron los planes de Ariel Holan: en el inicio perdió a Alan Franco y promediando esa primera etapa fue el turno de Francisco Silva. ¿En cuanto al juego? La primera media hora no tuvo un dominador claro, aunque Patronato hizo mejor las cosas sin tener situaciones claras contra el arco de Martín Campaña.
En el complemento la tendencia se mantuvo desde el inicio, ya que Silvio Romero no pudo ni saltar al campo de juego y su lugar fue ocupado por Martín Benítez, quien sería fundamental para la victoria final del Rojo. Para colmo de malas, Nicolás Figal también salió lesionado y debió dejar a su equipo con uno menos al no contar con más variantes.
Sin embargo, en la adversidad Independiente se hizo fuerte y le aplicó dos mazazos al Patrón. Primero a través de Martín Benítez y más tarde a partir de una gran definición de Emanuel Gigliotti, quien le puso su sello a la gran victoria del Rojo en Paraná. A poco del final llegó el descuento del dueño de casa (Renzo Vera de penal) aunque fue simplemente para la estadística.
A pesar de las lesiones, Independiente terminó con una sonrisa y se recuperó tras la dura eliminación de la Copa Libertadores.
Fuente: TNT Sports.