Hong Kong marchó contra una ley de extradición

El céntrico Victoria Park fue el epicentro donde confluyeron los manifestantes que se destacaron por vestir de blanco, el color elegido para esta protesta, además de paraguas amarillos, símbolo de las manifestaciones en favor de la democracia de 2014 conocidas como la “Revolución de los Paraguas”.

Las calles que llevaban al parque, así como las estaciones de metro circundantes, estuvieron colapsadas de gente que apenas podía avanzar.

Entre las consignas coreadas por los manifestantes estaban “¡Opongansé a la extradición a China!”, “¡Desechen la malvada ley!” o “¡Carrie Lam, dimite!”, en referencia a la jefa del Ejecutivo hongkonés.

La nueva ley, propuesta en febrero y cuya votación final podría efectuarse antes del fin de julio, permitiría a la Jefatura del Ejecutivo y a los tribunales de Hong Kong tramitar las solicitudes de extradición de jurisdicciones sin acuerdos previos -en particular, China y Taiwán- sin supervisión legislativa.

En teoría, los tribunales locales revisarían los casos de manera individual y podrían usar poder de veto para impedir ciertas extradiciones, y el Ejecutivo hongkonés insiste en que el texto intenta tapar un vacío legal.

El plan es rechazado por políticos extranjeros y empresas, que han expresado su preocupación por el riesgo de que residentes en Hong Kong -que pertenece a China pero cuenta con autonomía en campos como las leyes o la moneda- acusados de delitos sean trasladados a la parte continental.

Fuente: Télam.