Hipotecarios UVA: para Cambiemos “no estamos en una crisis”

Fue una expresión del presidente de la Comisión de Finanzas de la Cámara de Diputados, Eduardo Amadeo, frente a la iniciativa del Peronismo unido que propone modificar el criterio de actualización de las cuotas de esos créditos.

El peronismo en sus distintas versiones encontró en la Cámara de Diputados un nuevo motivo para mostrarse unido y poner en aprietos a Cambiemos. El Frente para la Victoria-PJ, Argentina Federal, el massismo y el interbloque de Felipe Solá se encolumnaron esta semana detrás de un proyecto de ley para proteger a los tomadores de crédito UVA frente a la inflación, y ahora el oficialismo buscará evitar que el tema llegue al recinto.

Con las firmas de 12 diputados, el anteproyecto avanzó el martes último en la Comisión de Vivienda y Ordenamiento Urbano, que preside Solá, y fue comunicado a la comisión cabecera, Finanzas, en manos del macrista Eduardo Amadeo, que en principio no está dispuesto a convocar a un plenario.

“Vamos a ver qué decidimos, pero no estamos de acuerdo con el planteo de la oposición. Esas propuestas destruyen el sistema hipotecario argentino. Introducir cambios generaría incertidumbre en un sistema que funciona con total normalidad”, sostuvo Amadeo ante la consulta de parlamentario.com.

El legislador explicó: “Argentina no tuvo hipotecas durante 25 años. No había forma de comprar una casa. Si usted le dice a los bancos, incluso el Banco Nación, que los términos del contrato quedan destruidos, nunca van a prestar un solo peso”.

Para reforzar la postura de Cambiemos, Amadeo aportó números: precisó que hoy hay 109 mil créditos UVA otorgados, de los cuales solo 300 están en mora. Puso como ejemplo las provincias de Córdoba -donde de 5.913 operaciones, hay apenas 60 en mora- y Mendoza -16 operaciones en mora sobre un total de 4.436-. Además, dijo, ninguno de estos procesos está intervenido judicialmente.

“No estamos en una crisis, y nuestra obligación es cuidar el sistema hipotecario para que los argentinos tengan vivienda propia”, subrayó Amadeo, y graficó: “Alguien que está pagando una cuota está pagando menos que un alquiler, que también está indexado a la inflación y que es plata tirada a la basura”.

El proyecto no solo tiene giro a las comisiones de Finanzas y Vivienda, sino también a otras dos: Legislación General y Presupuesto y Hacienda, presididas respectivamente por los macristas Daniel Lipovetzky y Luciano Laspina. Si Amadeo se resiste a convocar al plenario, la oposición podría pedir sesión especial para el próximo miércoles 24, pero necesitará el voto de dos tercios de los presentes porque la iniciativa no fue despachada.

El anteproyecto de la oposición, unificado en base a una propuesta de la kirchnerista Mónica Macha, declara la emergencia del sistema de créditos UVA por un año para quienes adquirieron vivienda única, familiar y de ocupación permanente. Durante ese período, se modificaría el criterio para calcular el valor de las cuotas, que sería actualizado mensualmente mediante la aplicación del Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER) o según la variación salarial, el índice que resulte menor.

En otros artículos, se plantea un período de gracia de seis meses para aquellas personas que perdieron el empleo después de tomar el crédito, y se suspenden los desalojos que se encuentren en curso por falta de pago.

“Esta gente está en una situación desesperante. Ya no pueden pagar o lo hacen con un sacrificio enorme, con un esfuerzo sobrehumano para que no les arrebaten la casa. El Gobierno vive en un globo, porque el salario promedio viene bajando, pero la cuota viene subiendo”, se quejó Solá el martes, durante la reunión a la que asistieron representantes de los tomadores de créditos UVA y de ProCreAr. El secretario de Vivienda de la Nación, Iván Kerr, había sido invitado, pero no asistió.

La preocupación no solo alcanza a Diputados, sino también al Senado, donde ya se encendieron luces de alarma. En las últimas horas, Miguel Pichetto presentó un proyecto de ley en la misma dirección que el texto consensuado en la Cámara baja. “La actual situación económica, financiera y social requiere de medidas urgentes, por lo que proponemos suspender por un año las ejecuciones hipotecarias para viviendas únicas”, indicó el jefe del interbloque peronista Argentina Federal.

Fuente: Por Carolina Ramos (Parlamentario.com)