Garupá ascendió a la “B” del fútbol posadeño

En Candelaria, Garupá FC igualó ante Deportivo Roca 2-2, en la revancha de semifinales en la División “B” de la Liga Posadeña de Fútbol.

El calor y el resultado de ida influyeron en el desarrollo de la primer etapa. El partido comenzó algo aburrido, donde el local jugó a media máquina y la visita no tuvo el ímpetu para devorarse al rival y alcanzar lo goles necesario para al menos empatar la serie.
En su juego cauto y sin desgastarse, Garupá optó por abrir la cancha y así asistir a sus atacantes.
Por esa vía llegaron las opciones cercanas al gol. Palma tuvo dos pero erró el arco (increíble fue el cabezazo al poste, cuando estaba solo frente al arco). Sosa también contó con sendas ocasiones, pero a él le tapó el arquero.
El granate sorprendió con el poco entusiasmo para buscar la remontada, y solo aproximó peligro al arco de Portelli en dos pelotazos, uno repelido por el arquero local y el otro desviado.
A los 43 minutos llegaría el golazo de Marcos Sosa, quien capturó el esférico en tres/cuartos de cancha y remató con altura, el esférico pasó por sobre la humanidad de Von Arx, y fue la apertura de marcador para Garupá.
Curiosamente, el referí dio por concluida la etapa inicial, cuando apenas iban poco más de 43 minutos.
El desarrollo del juego cambió un poco en la segunda parte. Garupá ajustó un poco las líneas, y ponderó la idea de mantener el esférico en su poder, e intentando llegar con mayor contundencia al arco rival.
Por su parte, Roca seguía con su idea de “poco esfuerzo” (desgastados por el intenso calor). Así, fue Widmann el que le puso un poco de condimentos al partido y despertó algo a su equipo.
En casi treinta minutos, Roca pudo llegar al empate, pero la falta de definición en sus delanteros y las intervenciones de Portelli le negaron el gol a los de granate.
A los 31 minutos, tras una serie de rebotes en el área, Rodney Widmann controló bien el esférico, y de media vuelta remató para vencer a Portelli, y poner la paridad en el marcador. En la serie seguí arriba Garupá por 4-2.
El gol parecía despertar a los visitantes, que se adelantaron y fueron en búsqueda de más ocasiones de gol.
Pero a los 36 minutos, en una gran jugada colectiva de Garupá de contra, Marcos Sosa quedó con el esférico en la entrada del área, y remató al poste más lejano de Von Arx, poniendo nuevamente al local en ventaja (2-1, 6-2 en el global).
El partido parecía ya sentenciado, la diferencia ya no podría ser remontable para Roca, y no solo por el poco tiempo que quedaba de juego, sino que porque los mismos jugadores granates ya no encontraban el ánimo de hacerlo.
A los 42 minutos, Rodney Widmann, nuevamente, realizó un gran movimiento en el área rival para anotar el segundo gol en su cuenta personal y el segundo de su equipo. 2-2, 3-6 en el global.
Los minutos finales fueron de traslados del balón, ya que el resultado estaba cantado. Garupá a la final.
El conjunto tricolor ha realizado una gran campaña en su primer año de competencia, en donde no solo fue el segundo mejor de la etapa Clasificatoria en la “C”, sino que pasó a la final y se quedó con uno de los ascensos a la “B”.
Ahora, los dirigidos por Ayala esperan por 1° de Mayo o Estudiantes para definir el título, y que la fiesta sea aún mayor.
Roca se despidió con un empate, y con la sensación de que la revancha sobró. Widmann demostró que pese a los años sigue vigente.
Fuente: MetaGoles.