Estudiantes de Iguazú ganaron el concurso “Soluciones para el futuro”

Facundo Molina e Ivo Gabriel Villalba, de sexto año de la Escuela Provincial de Educación Técnica número 4 de Iguazú, son los autores del proyecto ganador. Fueron seleccionados después de atravesar varias etapas donde compitieron con otras iniciativas de jóvenes de Argentina, Paraguay y Uruguay.

La propuesta denominada “Nanotecnología para combatir la E-coli”, fue defendida durante la instancia final que se realizó ayer en las instalaciones del Instituto Tecnológico de Buenos Aires. Resultó ganadora por elección de un jurado de expertos, y recibió un premio de 15 mil dólares en equipamiento de la empresa para la institución educativa.

Dos de los seis finalistas fueron proyectos de misioneros. Esta participación se da a raíz del convenio firmado en 2014 entre el presidente de la Legislatura de Misiones, Carlos Rovira, y el entonces presidente de Samsung Electronics Argentina, Thiago Chin.

En la ceremonia de premiación estuvieron presentes especialistas de la Fundación Socialab; la gerente de Ciudadanía Corporativa de Samsung, Cynthia Giolito; y el presidente de Samsung Electronics Argentina, San Jik Lee.

Los estudiantes viajaron acompañados por directivos del establecimiento educativo, un profesor asesor, profesionales de la Unidad de Gestión en TIC de la Cámara de Representantes de Misiones, y la responsable de la Escuela de Robótica, Flavia Morales.

Los jóvenes idearon un sistema para eliminar la presencia de patógenos tales como Escherichia coli, causante de la diarrea y el síndrome hemolítico urémico, del agua extraída de pozos destinada al consumo humano.

Para ello, proponen el uso de aplicaciones nanotecnológicas y elementos de fácil disposición en las casas.

El sistema se compone de receptáculos que expongan el agua a la radiación ultravioleta (UV) proveniente del sol, logrando así desactivar las bacterias que se encuentran en el agua; y a un tipo de filtro que contenga nanopartículas de plata, de efecto bactericida.

Se prevé que el contenedor de agua esté hecho de algún material que permita pasar los rayos UV de manera eficiente, tal como el polipropileno o el polietileno (PET), plástico utilizado en la fabricación de botellas de gaseosa.

De esta forma, se pretende dar solución a una problemática que afecta a muchos hogares que no disponen acceso al agua potable de red, evitando el desarrollo de enfermedades.

Fuente: Prensa Cámara de Representantes de Misiones.