Este sábado se presenta en Leandro N. Alem la obra “Te lo juro por esta”

En el marco de la “Caravana de Teatro” mañana se pone en escena la obra de Matías Pisera Fuster -como autor y director-, de la Compañía Teatral ELE-TE, de Resistencia, Chaco. Será a las 20 horas en la Casa del Bicentenario de Leandro N Alem.

El domingo 8 vuelve a presentarse también a las 20, en la Sala Tempo de Posadas, en el quinto ciclo de Obras y Desmontajes de La Sequeira.

El costo de la entrada será de 30 pesos en Leandro A. Alem y de 50 pesos en la Sala Tempo de Posadas.

La puesta de “Te lo juro por esta” es parte de la Gira Regional NEA 2018 de la Caravana del Teatro, uno de los programas del Plan de Circulación del Instituto Nacional del Teatro del NEA en cogestión con los Institutos Culturales del Chaco y de Corrientes y las Subsecretarías de Cultura de Formosa y de Misiones.

Asimismo, el organismo nacional y los provinciales cogestionan con cada uno de los Municipios donde se hacen las funciones teatrales.

En el ciclo 2018, la Caravana tiene programadas las puestas en escena de 20 obras de todo el NEA que se van a presentar en 40 localidades de toda la región.

Una obra que seduce

Con la actuación de Javier Luquez Toledo, Carlos Ramírez, Sergio Arce y Marcos Rodríguez, “Te lo juro por esta” acerca al público a cuatro leyendas de la seducción parar mostrar un lado desconocido de sus vidas.

El Marqués de Sade organiza una fiesta pop y kitch junto a Dorian Gray, Casanova y Gengis Kan y allí se desnuda la otra cara de estos cuatros rompecorazones a los que como a todos, alguna vez también los venció el amor. Entre amigos, tragos y música los míticos seductores curan sus heridas y en varios momentos de desahogan cantando.

Con elementos del biodrama, rompiendo la ficción y volviendo a los actores performers, la obra transita por diferentes registros y se encuentra plagada de intertextualidades.

El chicle del desamor no solo produce comicidad, también universaliza el estado que atraviesan los personajes rompiendo las barreras de género.

La estructura aristotélica cae y abre paso al rizoma que viene a representar la misma lógica de los sentimientos: desordenados, cambiantes, sorpresivos, arbitrarios. Las situaciones y sus protagonistas brotan.