Este sábado, “Melancolía” en el Vicente Cidade

La obra -protagonizada por Salvador Giménez y Paula Ramos, y dirigida por Mónica Leal- inaugura la temporada de este espacio, y se inicia a las 21.30 horas. Forma parte de la jornada una clase gratuita de teatro para jóvenes, a cargo de Ofelia Cendra, a partir de las 17 horas.

A partir de este fin de semana el Centro Cultural Vicente Cidade (Belgrano y General Paz) abre sus puertas para comenzar con las actividades culturales-sociales de la temporada 2019. Bajo la dirección de Benito del Puerto el popular centro cultural contará este año con talleres de Capacitación en varios rubros, ya se encuentran en agenda espectáculos de teatro, danza y música, como así también los ciclos artísticos que ya son un clásico, como: La Sequeira, Poesía de Miércoles, ¡Gurises al Teatro!, Festival de Títeres Kruvikas, entre otros.

Para este año el Barcito tendrá una nueva propuesta destinada a los más chicos, un domingo al mes, se dispondrán de dos consolas arcade doble comando para que los chichos puedan jugar con sus padres algunos de los clásicos video juegos en formato de 32 bits.

En lo que respecta a la agenda de actividades, este sábado habrá dos alternativas, la primera se realizará a las 17:00 horas en la Sala Oddonetto, donde la directora de teatro Ofelia Cendra dictará una clase abierta y gratuita del taller de expresión corporal, juego teatral y circo para niños y adolescentes. La idea de este encuentro se basa en desarrollar técnicas corporales en base a diferentes juegos con el fin de que los más jóvenes se animen a incursionar en el mundo del teatro.

Por la noche, a las 21:30 horas en la Sala Quiroga el grupo “El Ovillo” estará poniendo en escena la obra titulada “Melancolía”. Actúan: Salvador Giménez y Paula Ramos, la dirección está a cargo de Mónica Leal. Esta pieza teatral fue ternada para los premios Arandú, en el cual Salvador Giménez recibió una mención especial por su actuación. Derecho de espectáculo: $ 150.

“Melancolía”, síntesis argumental

Un juez se encierra en un pequeño cuarto al fondo de su casa. Este cuarto será el espacio donde se despliega un monólogo de un entramado delirante. El confinamiento le permite evadir la realidad y desarrollar un delirio astrológico, deviniendo en distintos estados en el marco de su desdichado y sofocante destino.

La puesta en escena será un entramado del texto del personaje con sonidos, voces e imágenes que tomarán la presencia de personajes que lo acosan o alivian en su pesar. Este espectáculo cuenta con el apoyo del Instituto Nacional del Teatro.