España rechaza acusación de Maduro y lo acusa de desviar la atención

El Gobierno español rechazó como “inaceptables” las palabras del presidente venezolano, Nicolás Maduro, quién esta semana acusó a su par español, Mariano Rajoy, de permitir el “secuestro” del embajador venezolano en Madrid. 

“La calificación como agresión o secuestro de los hechos que tuvieron lugar sólo puede buscar desviar la atención de la profunda crisis política y económica que padece Venezuela”, sostuvo el Ministerio de Exteriores español en un comunicado, en respuesta al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, quién habló del “secuestro” del embajador venezolano en Madrid.

El ministerio lamentó que el Gobierno de Maduro recurriera una vez más “al insulto y la descalificación personal hacia el presidente del gobierno de España” y lo instó a “ofrecer soluciones efectivas y verdaderamente democráticas a los venezolanos”.

El incidente tuvo lugar el miércoles, cuando el embajador venezolano en España, Mario Isea, dijo estar “secuestrado” en el Centro Cultural de la Embajada en Madrid debido a una protesta opositora en la calle.

Fuente: Télam.