En el primer día de las vacaciones, Boca ya tiene a su primer refuerzo

Boca terminó el 2017 de la mejor manera. El equipo de Guillermo Barros Schelotto cerró el año de competencia como único puntero de la Superliga, cumplió 365 días en lo más alto del fútbol argentino y se fue de vacaciones con la idea de recargar energías para afrontar un 2018 en el que tendrá múltiples objetivos.

Sin embargo, no todos comenzaron el descanso. Esta mañana, en Casa Amarilla, se pudo ver al primer refuerzo que tendrá “El Xeneize”: Ramón “Wanchope” Ábila. El delantero llegó muy temprano al predio para ponerse a las órdenes del cuerpo técnico y finalizar la recuperación del desgarro que sufrió hace 20 días jugando para Huracán, el cual lo marginó del cierre de la temporada.

Ante la grave lesión de Darío Benedetto, quien estará fuera de las canchas al menos hasta mediados del 2018, “Wanchope” se presenta como el gran candidato a ser el centrodelantero titular de Boca. El futbolista de 28 años podrá así estar en el arranque de la Copa Libertadores, el gran objetivo del club para el año próximo.

En caso de cerrarse la vuelta de Carlos Tevez, el atacante podrá cumplir el gran sueño de jugar junto a su ídolo y amigo.

Boca compró el 50% del pase de Ábila al Cruzeiro de Brasil en agosto pasado, en una cifra cercana al millón y medio de dólares, más el préstamo de Alexis Messidoro. Inmediatamente, lo cedió a préstamo por seis meses a Huracán. Este domingo, el jugador se despidió de la gente del “Globo” con una publicación en sus redes sociales.

Fuente: Infobae.