En el año, los autos ya suben 10% en dólares

La “Inflación Verde” impacta con fuerza en el sector automotor. La moneda estadounidense cerró el lunes casi al mismo valor del 2 de enero. En cambio, los precios de los 0km crecen entre 1% y 2% en pesos por mes.

Sube cuatro centavos, baja seis, sube diez, baja siete. En lo que va del año, el dólar ha mostrado un comportamiento estable y, a esta altura, dio por zanjada la discusión sobre si hay o no atraso cambiario. Las consecuencias están a la vista. Tomar cualquier precio en pesos de la economía, de enero a hoy, y medir su evolución respecto a la moneda estadounidense deja en claro el impacto de la “inflación verde”.

Uno de los sectores donde más se evidencia ese fenómeno es el automotriz. En el primer semestre de este año, los 0 km más representativos, se incrementaron entre 5%y 10%. Es que las terminales ajustan sus listas de precios entre 1% a 2% por mes para acompañar los mayores costos internos, lo que hace que con un dólar planchado se encarezcan proporcionalmente en esa moneda. En tanto, el dólar valía $16,20 el 2 de enero pasado y el lunes cerró a $16,39. De mantenerse esta tendencia, de acompañar la evolución de la inflación con un dólar quieto, a fin de año el incremento en dólares de los vehículos puede superar el 20%.

Así, la Argentina profundiza una de las características que la ha marcado en los últimos tiempos: ser uno de los países con los autos más caros en dólares. Mientras en Chile se puede comprar un vehículo desde unos u$s 7.000, en la Argentina hay que desembolsar más de u$s 11.000. Incluso, si la comparación se hace con países como Francia o España, el país sale perdiendo ya que en esos mercados existen 0 km por debajo de u$s8.000.

Para colmo, la situación podría ser peor si no fuera porque el mercado interno está sobreofertado por la avalancha de autos que llegan desde Brasil con fuertes promociones, como consecuencia de la crisis que vive ese país. Esto hace que la demanda se mantenga sostenida y los patentamientos sigan creciendo. En lo que va de junio, por ejemplo, suben 32%. Al haber abundancia de vehículos, los incrementos en las listas de precios son menores a lo que podrían ser en una plaza sin tanta oferta como sucedió dos años atrás.

Gran parte de la explicación de porqué los 0 km en la Argentina son caros tiene que ver con la alta presión impositiva. En el valor al público de un 0 km, el 54,8% son impuestos. Es por eso que las terminales le pidieron una audiencia al presidente Mauricio Macri, durante su visita al Salón del Automóvil el lunes pasado, para acelerar medidas que mejoren la competitividad. Porque si bien el atraso cambiario implica que los autos aumenten en dólares, también hace que sea cada vez más difícil exportar. Pero la propuesta de las terminales no busca una devaluación sino un alivio tributario, obras de infraestructura y medidas en el campo laboral.

Fuente: ámbito financiero.