Emsa promete revisar facturas reclamadas en San Vicente

Los fuertes aumentos en las tarifas del servicio eléctrico que brinda la empresa de Electricidad Misiones Sociedad Anónima, provocaron que vecinos de San Vicente, decidieran protestar encadenándose frente a la sucursal de Emsa y reclamar contra los aumentos.

Ayer viernes, después que llegaron hasta el lugar, las autoridades de la Empresa, los usuarios levantaron la protesta -y se declararon en alerta y movilizados- con el compromiso de que un equipo técnico revisará el próximo lunes en la Delegación local, todas las facturas presentadas hasta el momento en un reclamo formal, pero no así todas las del municipio.

Fueron unos cinco vecinos los que tomaron la decisión de encadenarse; pero muchas otras familias provenientes de distintos barrios y colonias de San Vicente, estuvieron todo el tiempo con ellos, manifestando que no pueden pagar los aumentos, que en algunos casos superan el 500%.

El diputado del Partido Agrario y Social Carlos “Cali” Goring, estuvo acompañando a los usuarios, junto a los concejales del PAyS, Roberto Rockenbach y Clelia Carballo, en los reclamos que se extendieron durante varios días, sin que recibieran una respuesta satisfactoria por parte de Emsa, hasta ahora en que los funcionarios prometieron analizar factura por factura.

Respecto a la situación, Goring expresó que “son personas de muchos barrios y colonias empobrecidas que no pueden enfrentar los fuertes aumentos en el costo de la energía eléctrica. Las manifestaciones empezaron el lunes, después se reunieron con varias autoridades provinciales; pero no hubo un acuerdo hasta este viernes por lo que obtuvieron una respuesta favorable de que van revisar las facturas una por una, aunque lo que ellos están pidiendo es que Emsa vuelva atrás con los aumentos”, contó.

Sobre las razones que podrían haber generado esta crisis, opinó que “hay un descontrol en las cobranzas, no tiene lógica porque pareciera que cobran lo que quieren sin ningún criterio; a algunos usuarios le facturaron pagan 80 pesos de más y a otras familias hasta 900 pesos, es mucha diferencia cuando ambos tienen la misma cantidad de electrodomésticos y todo muy similar, no se entiende”, dijo.

Fuente: Prensa PAyS.