Elisa Carrió: “Si se tienen que fundir los supermercados, mejor para el país”

Varias horas después de que la Cámara de Diputados aprobara su renuncia, que regirá a partir de marzo próximo, Elisa Carrió desembarcó en el recinto de la Cámara de Diputados para hablar sobre la ley de góndolas, en un discurso donde embistió contra los supermercados: “Si se tienen que fundir, mejor para el país”.

Carrió sostuvo que “el problema de los productores y los consumidores de este país es la intermediación”.

“Alguna vez se va a tener que poner en cada marca cuál es el costo del producto en el campo y cuál es el costo de venta en el supermercado, porque acá se funden los productores y se funde el consumidor y los gobernantes acuerdan con los dueños de los supermercados, cualquiera sea el gobierno”, planteó “Lilita”.

Y agregó: “Yo no estoy a favor de los supermercados, estoy en contra. Estoy en contra del supermercadismo”.

Carrió recordó: “Cuando yo ejercía la profesión hace 27 años intentábamos parar que los supermercados se instalen en el centro de las ciudades. Aniquilaron los almacenes, que ahora lo ocupan los chinos (sic) y después lo ocuparon los casinos”.

Luego, la diputada comentó sobre “esas fotos que se saca acostada” para referirse al dolor de siática producido por la necesidad de buscar productos más baratos en lugares de difícil acceso en la góndola. “Después de los 55 años, todos los consumidores de Argentina están con menores posibilidades de elegir producto y precio que el resto de los argentinos, porque se quedan doblados”, bromeó.

Fue entonces cuando volvió a cargar contra los supermercados. “Estas corporaciones estafan”, sentenció, y añadió: “Los supermercados fijan los precios y les es fácil arreglar con cualquier gobierno. Lo hizo (Guillermo) Moreno. Si se tienen que fundir los supermercados y tienen que renacer los almacenes, mejor para el país”.

Por otra parte, advirtió que “las corporaciones están vendiendo medicamentos a precios escandalosos, cuando el costo de producción según quién les exporta a ellos es tres veces menor”.

Fuente: Parlamentario.com