El dólar se hundió 1,5% a $ 41,13

El billete bajó 63 centavos en agencias y bancos de la city porteña, según el promedio de ámbito.com. Sucedió tras conocerse las nuevas medidas del Ministerio de Hacienda y del BCRA para calmar el mercado. El blue, en tanto, operó estable a $ 41.

El oficialismo anunció el jueves un nuevo plan monetario con el objetivo de lograr estabilidad en el tipo de cambio y controlar la inflación de cara a las próximas elecciones presidenciales del 27 de octubre.

Las medidas generaron expectativas de una menor presión sobre los mercados financieros y cambiarios. Con esto, el dólar descendió 63 centavos este viernes y cerró a $ 41,13 en agencias y bancos de la city porteña, según el promedio de ámbito.com. En la semana, el billete descendió un $ 1,14.

En el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), la divisa cedió 77 centavos $ 40, por lo que se acercó nuevamente al piso de la zona de no intervención, hoy en $ 38,99 (el techo se ubica en $ 50,46).

En este contexto, el Banco Central convalidó una leve suba de ocho puntos básicos en la tasa de interés de las Letras de Liquidez (Leliq), que quedaron en un promedio de 63,744%.

A lo largo de las dos licitaciones concretadas en la rueda, la autoridad monetaria adjudicó un monto total de $204.863 millones, con lo que liberó al mercado $1.328 millones debido a que los vencimientos previstos para la fecha sumaban $206.191 millones.

En la segunda licitación, la tasa promedio fue de 63,90%, con una suba de 30 puntos básicos respecto a la primera, debido a que la tasa promedio de corte de la primera operación fue de 63,609%.

Fernando Izzo, de ABC Mercado de Cambios, señaló que “era de esperar este debilitamiento del dólar, en un día de acomodamiento de las posiciones de bancos e inversores, incluso considerando que el rendimiento de las Leliq quedó casi a la misma tasa del jueves, frenada por los anuncios oficiales”.

Durante la rueda, la divisa norteamericana operó con marcada debilidad y sufriendo el retroceso más importante de la semana que terminó, con un retroceso de $ 1,20.

Los máximos se anotaron con la primera operación pactada en los $ 40,45, treinta y dos centavos debajo de los precios registrados en el cierre anterior. Las órdenes de venta producto de los ingresos desde el exterior fueron ejerciendo una presión sobre la cotización del dólar mayorista, haciendo que perforara el piso de los $ 40 hasta tocar mínimos en los $ 39,85 en los momentos de mayor intensidad de la oferta.

Ya sobre el final una suave recuperación acomodó los valores otra vez algo por encima de los $ 40, un nivel que mantuvo hasta el cierre.

“Las medidas dispuestas por el Banco Central pudieron desarmar la presión cambiaria generando un retroceso de los precios que por momentos volvieron a niveles de comienzos de marzo”, dijo el analista Gustavo Quintana.

Agregó que “las expectativas de renovados flujos de ingresos de los exportadores, previstos para finales de la semana entrante también influyeron para recrear un escenario de tranquilidad cambiaria que contrasta con la tensión generada por la fuerte suba de la semana anterior”.

Fuente: diario Ámbito Financiero