El desempleo aumentó al 9,1% en el cierre de 2018, según el INDEC

El índice de Desocupación alcanzó al 9,1 % en el cuarto trimestre del 2018, por sobre el 7,2% de igual período del 2017, informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

De acuerdo a estimaciones de privados, en base a las cifras del INDEC, 1.750.000 personas no tienen trabajo en la Argentina, casi 380 mil más que en igual período de 2017.

El aumento en la tasa de desempleo se dio en un escenario de retroceso del 2,5% del Producto Bruto Interno durante el año pasado, consecuencia de la fuerte devaluación del peso, la sequía que afectó al sector agrícola, la caída de financiamiento externo y la merma de la producción industrial, la construcción, y el consumo.

“Los datos de empleo de la Encuesta Permanante de Hogares (EPH) suelen ser muy rígidos. Cuando hay una caída de la actividad, la BAJA en empleo es mucho menor porque hay mucha sustitución de puestos a favor de trabajos más precarios como ´changas´. Por eso el dato de desempleo fue mucho menor de lo esperado por muchos analistas”, indicó a ámbito.com Santiago Gambaro, economista de Analytica.

Por su parte, la subocupación demandante, es decir, aquellos que trabajan hasta 35 horas semanales pero quisieran trabajar más aumentó al 8,7% por sobre el 7,2% de finales del 2017, mientras que la no demandante quedó casi sin variantes al pasar al 3,3% desde el 3% anterior.

En la comparación interanual, si bien la tasa de actividad se mantiene estable, se registran variaciones significativas en algunos indicadores, reconoció el ente encargado de las estadísticas. A fin de 2018, la tasa de empleo se ubicó en el 42,2% cuando en igual período de 2017 había llegado al 43%.

“El dato de desempleo (9,1% contra 7,2%) se debe en parte a esta baja del empleo, pero más a un aumento de la tasa de actividad, es ecir, la cantidad de gente que tiene o busca empleo, que llegó a 46,5%, la más alta para un cuarto trimestre”, evaluaron fuentes del Ministerio de Hacienda.

Un dato no menor fue que la cantidad de empleo formal cayó 1,5% durante el año pasado, unos 191.300 puestos, según los datos relevados por el Ministerio de Producción y Trabajo en base al Sistema Integrado de Previsión Argentino (SIPA).

También aumentó la precariedad laboral, es decir aquellas personas que hacen changas o trabajos de baja calidad, ya que la tasa de subocupación pasó de 10,2 al 12%, lo que significó un crecimiento de 330.000 personas en esa situación.

Fuente: Ámbito Financiero