El Defensor del Pueblo intercedió para que vecinos de asentamientos levanten cortes de calles

Mediante la intervención del defensor del Pueblo de Posadas, Alberto Penayo, se levantaron los dos cortes de calles que sostenían vecinos de asentamientos que habían sido afectados por las inundaciones, y que reclaman una solución para sus familias.

Ante esta situación, Penayo convocó al diálogo y, junto con el diputado electo Roque Gervasoni, el coordinador de Tierras y Agua de la Municipalidad, Jorge Atencio, y el equipo Social y Legal de la Defensoría del Pueblo, se reunieron con las familias afectadas promoviendo un acta acuerdo para que por 30 días se levanten los cortes, a cambio de avanzar en la búsqueda de una solución definitiva.

Se trata de dos grupos de familias que viven en asentamientos, uno en la Chacra 239, que mantenían cortada la Av. 115 y 108, y el otro corte levantado estaba en las Av. Blas Parera y Kolping, de vecinos asentados en la zona de Brown y calle Ombú.

“Nosotros aceptamos este acuerdo porque la propuesta vino de Penayo y confiamos en que en estos 30 días se va a llegar a una solución definitiva, porque no queremos más arreglos temporales, estas familias necesitan vivir sin estar pendientes de que en cada lluvia pierden todo y se les inunda la casa”, sostuvo Jovita Cabañas, quien representó a las familias afectadas de ambos asentamientos.

Por su parte, el defensor indicó que “no existen soluciones mágicas, esto se hace con gestión, diálogo y convocando a todas las partes para que se pueda dar una respuesta que verdaderamente represente un cambio de vida para todas estas familias que se encuentran en condiciones socio-ambientales muy delicadas”.

De esta manera, en la Av. 115 en el mediodía de este lunes se levantó el corte, en tanto que en Blas Parera y Kolping sucedió lo propio minutos después de las 17. “De eso se trata la impronta que le estamos dando a la Defensoría del Pueblo, estar junto a la gente, brindando respuesta y gestionando”, concluyó Penayo.