El clásico platense fue pincha

Estudiantes se quedó con el clásico 160 de La Plata al vencer a Gimnasia y Esgrima por 1 a 0 en el estadio denominado “Único”, donde los dos equipos terminaron con 10 hombres por las expulsiones de Lorenzo Faravelli en la visita y Mateo Retegui en el local, aunque la primera de ellas se produjo antes de la media hora del primer tiempo y la segunda cuando expiraba el partido.

En un cotejo caliente, que estuvo condicionado por las decisiones del árbitro Germán Delfino, Estudiantes se impuso a Gimnasia y lo siguió complicando en la pelea por la permanencia en la máxima categoría del fútbol argentino.

Es que para colmo de males para el “Lobo”, cuando finalizó el encuentro el capitán Alexis Martín Arias le arrojó un balon a Delfino y también recibió la tarjeta roja, con las consecuencias que puede tener esta actitud para el guardavallas “tripero”.

Otro que fue expulsado en el conjunto albiazul fue su entrenador, Hernán “Indio” Ortiz, por protestarle al árbitro del encuentro.

El único tanto del partido lo marcó Lucas Albertengo cuando se jugaban 44 minutos del primer tiempo, al ganar de cabeza en un córner.

Fuente: Télam.