El BCRA intervino, pero el dólar subió casi 40 centavos

El tipo de cambio se disparó más de 1% ante el incremento de la demanda y el fortalecimiento de la divisa en el mundo, pese a una fuerte intervención oficial con ventas de futuros, absorción de pesos y una nueva suba en la tasa de interés.

El tipo de cambio minorista avanzó 42 centavos a $44,93 en el promedio de la ciudad porteña. En las ventanillas del Galicia, ICBC, Crediccop, Ciudad, Francés y Supervielle superó los $ 45.

En la plaza mayorista, en tanto, la divisa subió 48 centavos a $ 43,83. De esta forma, tras dos meses de calma, el dólar y la acumulación al 3,3% en julio.

A dos semanas de la PASO y con un dólar más fuerte a escala global, se aceleró la demanda y el volumen de operaciones subió 38% al negociarse US $ 958 millones.

En este escenario, el Banco Central desplegó un amplio conjunto de herramientas para evitar un salto mayor del dólar, en línea con el mandato que emana de la Casa Rosada en la previa de las elecciones.

Por un lado, se mantiene muy activo en el mercado de futuros como se hizo la semana pasada. Por otro, aspiró $ 43.700 millones a través de las dos licitaciones diarias de Letras de Liquidez (Leliq) y convalidó a un índice de la tasa de 41 puntos básicos hasta el 59,99%, con la intención de promover a los ahorristas a quedarse en pesos .

“La demanda por cobertura dominó el desarrollo de las operaciones, justificando un nuevo salto del tipo de cambio mayorista”, destacó Gustavo Quintana , operador de relaciones públicas Corredores de Cambio. Y agregó: “Ventas oficiales en los mercados de los futuros no se revirtió la tendencia compradora en el mercado y sólo suavizaron en la corrección de la ley de hoy”.

Por su parte, el economista y asesor Gustavo Ber remarcó que se reactivó con la decisión de la demanda por la cobertura, ante el cual el mayorista escaló hasta los $ 43,83 a pesar de las renovaciones en los futuros del BCRA y la suba de la Tasa de interés al 60% ”.

Para Ber, no sólo los factores electorales influyen en la dolarización, sino también “la firmeza del índice dólar a la espera de las señales de la Fed esta semana”.

En el mercado de las tensiones iran en aumento hasta las primarias producto de la típica dolarización preelectoral. Por el momento, las herramientas utilizadas por el centro alcanzan un auge de los valores de la cotización pero no a frenarlos. Por eso, en el caso de que aún no hay demanda, no hay analistas que la autoridad monetaria, el arma de la venta de reservas, la gran carta que le sirvió el FMI.

Fuente: BAE Negocios