El ajuste de Cambiemos llegó a las vacunas

    El jueves nuevamente en la Cámara de Representantes, el Interbloque de Cambiemos trató de defender lo indefendible.

    Ocurrió cuando el presidente del Bloque de Diputados del Partido Agrario y Social, Martín Sereno, pidió y obtuvo tratamiento preferencial para su Proyecto de Comunicación, en el que solicita al Poder Ejecutivo provincial, que el Ministerio de Salud Pública, informe respecto la situación del recorte de la provisión de vacunas contra el Meningococo (para la prevención de la Meningitis): Si existe una notificación formal que argumenta el retraso en la entrega de las vacunas correspondientes, y qué acciones se prevén para regularizar dicha situación.

    Para ejemplificar el problema, Sereno hizo escuchar en el recinto el audio de un militante radical expresando su aflicción por la falta de esa vacuna obligatoria al legislador nacional de Cambiemos, Luis Pastori, y la respuesta de éste fue: “esa falsa noticia de los medios no tiene otro cometido que alarmar a la población y manifestarse contra el Gobierno, especialmente los medios de Misiones, que todos, absolutamente todos están comprados…” afirma este diputado de la Nación. Además -agrega el misionero- “A esta altura no tiene sentido ese refuerzo porque no significa ningún efecto, de modo que no se justifica seguir manteniéndolo como obligatorio”.

    Al escuchar este audio, los diputados de la UCR-Cambiemos, comenzaron a murmurar escandalizados, intentando poner el eje del debate en que se trataba de una “conversación privada que no se debería utilizar”, calificándola como “una práctica que rompe los códigos de la política”. Justamente estos legisladores, que hicieron alianza con un Partido que a los diálogos privados de la ex presidenta y actual senadora, Cristina Fernández, prácticamente los pusieron en cadena nacional.

    El diputado del PAyS recogió el guante y respondió dirigiéndose a Gustavo González, Ariel Pianesi, Ana Minder y Walter Molina, explicando que no se trataba de una charla privada, porque fue emitida en una radio de Oberá, y les pidió que en lugar de cuestionar “esa falacia”, se preocupen por la decisión de su Gobierno en discontinuar el envío de la vacuna contra la meningitis, suspendiendo la aplicación a niños y niñas de 11 años para no dejar circulando a la bacteria, ya que con la eliminación de una dosis, se deja expuesta a la población de chicos que no reciban la vacunan.

    “¿Por qué no cuestionan esa falta en vez de querer desviar el foco del problema? -interpeló- Acá vemos como miente un diputado de Cambiemos minimizando la gravedad de este recorte para justificar otra medida equivocada de este Gobierno. Resulta que ahora quizás es un gran gasto para la Nación vacunar a los chicos contra la meningitis, y no importa si dentro de un año tenemos un brote de nuevo, porque lo importante es ahorrar”, ironizó Sereno.

    Entonces, “no se indignen argumentando que es una conversación privada, primero porque no lo es, y además porque ése no es el eje del problema. Hay un calendario de vacunación obligatorio, y Cambiemos está incumpliendo la ley. Por eso preguntamos qué medidas tomará el Ministerio de Salud Pública de la provincia para afrontar este nuevo recorte Y no quiero enumerar todos los recortes que se hicieron. Así que dejen de defender lo indefendible!”, fustigó.

    Fuente: Prensa PAyS.